Si estás pensando en poner un piso en alquiler, es probable que tengas que hacer algunos cambios en el mismo para hacerlo un poco más atractivo y que te resulte más fácil encontrar un inquilino. Para alquilar tu piso, no es necesario que optemos por materiales muy caros, sino por algunos funcionales que resulten cómodos para la persona que a partir de entonces vaya a vivir en nuestra casa y que además sean estéticamente modernos y atractivos para que den una impresión positiva.

Puedes optar por una reforma que incluya obras, como por ejemplo la unión de cocina, comedor y salón, o simplemente por cambiar algunos muebles para mejorar la calidad de vida de tus inquilinos.

Uno de los elementos que debes tener más en cuenta es el sofá. Para que tus inquilinos estén satisfechos, debes buscar un sofá cómodo y que a la vez combine con el estilo que quieras darle al salón. Y, sobre todo si se trata de un piso pequeño sin muchas habitaciones, será de agradecer un sofá cama.

En el caso de que estés pesando en alquilar tu piso para estudiantes, es importante que tengas en cuenta las necesidades de este tipo de inquilinos. Tal vez aquí no será necesario contar con un dormitorio de matrimonio, pero sí será interesante que cuentes con mesas de estudio en cada habitación. Una solución práctica y económica es comprar tableros de colores y patas o caballetes, y que permite dar un toque moderno y cómodo a las zonas de estudio.

Un error que se comete a menudo con los pisos de alquiler es utilizarlo como “almacén” para todos aquellos accesorios que tenemos en casa y no queremos. Pero la realidad es que a nadie le gusta vivir en un piso lleno de adornos que no han querido ni sus dueños. Si no tienes presupuesto o no quieres gastar en nueva decoración para tu piso de alquiler, es preferible que inviertas en darles unos muebles buenos y cómodos y dejes la decoración de interiores  en manos del inquilino para que lo adapte a sus gustos.

Los espacios de almacenamiento son otro punto muy valorado por los inquilinos. Un piso que cuente con bastantes armarios y estanterías tiene más puntos para ser alquilado. Mientras sea posible, es preferible que los armarios y estanterías sean empotrados para dar más sensación de amplitud.

Si tu piso cuenta con una terraza o balcón, es un valor añadido que no puedes desaprovechar. Proveer con una mesa y algunas sillas hará que cuando enseñes el piso sueñen con cenas a la luz de la luna y deseen alquilarlo. Para dar una mejor imagen, evita las típicas sillas de plástico blanco y opta por otras con un poco más de estilo, que podrás encontrar a precios económicos incluso en grandes almacenes.

Posts que también te gustarán