La decoración del baño va más allá de conseguir una estética agradable y acorde con el estilo de los usuarios. Además, es fundamental tener en cuenta la máxima comodidad y la funcionalidad de los distintos espacios, así como el máximo aprovechamiento de los mismos para moverse con comodidad y limpiar sin impedimentos. Para conseguir este objetivo y dar lugar a un baño tan práctico como bien organizado resulta especialmente interesante seguir algunos consejos de decoración.

De cara a obtener esa amplitud tan necesaria para la comodidad en el uso del baño es recomendable utilizar armarios y muebles de pared, así como bajo el lavabo. Gracias a este tipo de muebles se pueden aprovechar todos los huecos para guardar utensilios y complementos dejando libre el resto del baño para moverse con comodidad. Los armarios anclados a la pared cuentan, además, con otra gran ventaja asociada con la limpieza. Esto es así porque, al carecer de patas y elevarse sobre el suelo, este tipo de armarios permiten una fácil limpieza del suelo accediendo cómodamente a cada rincón.

Para aprovechar el espacio al máximo también se recomienda el uso de colgadores que puedan situarse en cualquier pared pequeña o en la misma puerta para no dejar ninguna zona sin uso. En este mismo sentido, los bancos de tipo baúl o las cajas que permiten un asiento y, al mismo tiempo se abren para guardar cosas en su interior son una fórmula idónea gracias a su cualidad de dos en uno. Otro elemento de este tipo son los radiadores diseñados para colgar las toallas que permiten mantener caliente la habitación y los tejidos.

En la búsqueda de un espacio más amplio no hay que olvidar la importancia de la sensación que producen los elementos escogidos. Cuando se decide poner una serie de baldas en una pared, la apariencia liviana de los elementos de vidrio aumentará la sensación de amplitud de todo el conjunto. En este mismo sentido resulta interesante el uso de mamparas de cristal en la ducha, así como de grandes espejos que reflejen el espacio total duplicándolo.

Estos consejos ayudan a conseguir un baño más cómodo pero, de cara a la limpieza cotidiana del mismo, es recomendable el uso de muebles con puerta en lugar de baldas abiertas, así como cajones que permitan guardar todos los utensilios de baño y dejen el espacio exterior libre para poder limpiar con comodidad en cualquier momento.

Posts que también te gustarán