Se acerca la Navidad y con ella llega la paz, el amor y, por supuesto, la belleza característica de esta época del año. Año tras año esperamos ansiosos estas fechas para poder compartir con nuestra familia, comer los más deliciosos platillos, sorprender con regalos a nuestros seres queridos y por encima de todo, decorar nuestro hogar.

Si al igual que nosotros, el espíritu navideño te invade, la mejor forma de demostrarlo es a través de la decoración de tu casa o apartamento, sobre todo si se trata del árbol y la chimenea en Navidad.

Un árbol a tu estilo

Poner un árbol de navidad no tiene por qué ser algo complicado. Tan sólo necesitas unas buenas luces y lo adornas con esferas, estrellas y otro tipo de figuras navideñas. Lo importante es que combine con el resto de la decoración de tu hogar y que si piensas realizar alguna reforma, la pongas en marcha antes de colocar la Navidad en tu casa.

Si tus gustos son clásicos, siempre puedes optar por colores sobrios y elegantes como el dorado y el plateado, si quieres que tu árbol se vea como uno salido de una revista de decoración, el rojo nunca falla. Pero también puedes arriesgarte con adornos coloridos en tonos pasteles o ver cuál es el color y los diseños que están de moda este año según las tendencias del interiorismo para la temporada.

Bajo el árbol puedes colocar una alfombra o faldellín especialmente diseñado para que encaje perfectamente con el tronco del árbol, bien sea natural o sintético. Si tienes niños puedes colocar un trencito eléctrico que le dé la vuelta al árbol y claro cajas de regalo embaladas.

El calor de la decoración en la chimenea

La chimenea, así esté apagada, le aporta una exquisita sensación de calidez al hogar cuando es Navidad. Hay un sinfín de maneras de decorarla, y no necesariamente tiene que ser con los típicos calcetines con nombres que vemos en las películas clásicas navideñas.

Un interiorista profesional siempre te recomendará que decores tus casas con las flores y plantas de la estación. En este caso, las ramas de pino, las piñas que produce este árbol y las hermosas flores navideñas rojas llamadas flores de Pascua, son las ideales para sacarle provecho a la flora de la temporada.

Las ramas de pino pueden ser usadas en forma de corona sobre la chimenea, mientas que colocar unas cuantas piñas junto a velas la repisa de la misma es una decoración sencilla pero muy bella. En cuanto a las flores de Pascua, basta con plantarlas en unas macetas y acompañarlas con los adornos navideños de tu preferencia para darle este toque dulce y natural a tu hogar.

Y si colocas un espejo sobre tu chimenea y lo adornas con una guirnalda navideña no solamente se verá hermoso, sino que reflejará en él todas las luces del árbol y el resto de los adornos de tu salón.

Posts que también te gustarán