El estilo de cafetería vintage es una tendencia en tipo de negocio que gusta mucho a todo tipo de públicos. Su huella no ha desaparecido desde que comenzó su escalada hace más o menos 5 años, sino que se consolida como apuesta decorativa en multitud de negocios: bares, pubs, discotecas y hoteles entre otros han conseguido muy buenos resultados gracias a este estilo decorativo.

En esta ocasión te explicamos cómo utilizar los distintos elementos: desde muebles a colores para crear una cafetería vintage perfecta.

Las posibilidades de este estilo como generador de interiores acogedores y con carácter lo han convertido en una elección estética de éxito asegurado.

» También te puede interesar: El estilo vintage: la delicia de lo antiguo en tu hogar

Sin embargo, marcar la diferencia supone un reto que vamos a ayudarte a superar. El estilo vintage permite crear ambientes únicos como ningún otro.

A continuación te damos todas las claves.

Nociones básicas para decorar una cafetería estilo vintage

Como ya sabrás, si has investigado un poco por tu cuenta, los estilos retro y vintage pueden confundirse porque muchas veces también van combinados. Sus características son muy distintas, pero juntos suponen un tándem decorativo de cinco estrellas.

El estilo retro está inspirado en otra época (años 70, 80 o 90) pero ha sido fabricado en esta época, mientras que el estilo vintage pertenece a otros tiempos.

Por esta razón son estilos que suelen acoplarse y formar parejas de tendencias decorativas e incluso triadas con otros estilos como el industrial.

» También te puede interesar: Decoración de estilo industrial para casas con personalidad

Qué muebles para cafetería vintage debes elegir

Vintage clásico

Si deseas conseguir una cafetería totalmente vintage podrías decantarte por muebles clásicos que evoquen al estilo francés del despotismo ilustrado como la corte de Luis XV.

Los elementos de tipo “Mid Century Modern” o british con capitones y acabados elegantes para conseguir un ambiente chic y a la vez moderno.

Vintage romántico

Para conseguir una cafetería estilo vintage más romántico la mejor decisión será adquirir piezas de mimbre o madera con pintura decapada.

Las barras de capitoné y los sofás vintage como el famoso Chester son artículos que no fallan. Incluye también sillones de líneas más simples y de inclinación retro como el Eames y sillas y bancos Tolix.

» También te puede interesar: Decoración de 7 sillas de diseño famosas e icónicas

El toque final puedes conseguirlo a través de mobiliario recuperado o reciclado.

Experimenta con el vidrio (botellas de vino, de licor, etc) como elemento reciclado a incorporar.

Combinando estilos en tu cafetería estilo vintage

Uno de los motivos principales que ha convertido a este estilo en un best seller, por decirlo de alguna manera, es su flexibilidad y versatilidad para combinarse lo antiguo y lo contemporáneo en un espacio increíblemente ecléctico.

Mezclar inteligentemente dos o incluso tres estilos es la mejor forma de diferenciarse.

Para conseguirlo utilizaremos clásicos actualizados de estilo retro y piezas restauradas para lograr una fusión entre el pasado y el presente. Así crearemos un espacio donde distintas épocas se reúnen para crear un diálogo que se impregna en tus clientes. Tu negocio adquirirá personalidad gracias a tu decoración.

Un plus, el estilo industrial

Es una combinación que empieza a adquirir mucho auge y donde son importantes los suelos de hormigón liso, los acabados metalizados, los tonos cobrizos.

» También te puede interesar: Barras de bar, el elemento estrella en la decoración de tu negocio

El contraste de calor se consigue con elementos orgánicos ya sea utilizando mobiliario de madera o colocando multitud de plantas.

Presta atención a los detalles

No solo son importantes los muebles para cafetería vintage, los detalles representan el 60 % del éxito.

Para conseguir una decoración redonda fíjate en elementos como las cortinas o los cojines. Materiales como el terciopelo o el cuero son una apuesta segura para ambos.

Jarrones y espejos completan el elenco de elementos a incluir y ni que decir tiene que la iluminación es importantísima.

La luz exterior es vital a la hora de elegir la colocación de todo el mobiliario y también para elegir la iluminación interior.

– En un estilo vintage clásico o romántico una gran lámpara de araña puede convertirse en el centro de toda la admiración en tu negocio y hará un contraste increíble con un suelo de baldosas (que por otro lado es un suelo fácil de limpiar).

– Si prefieres un estilo combinado con el retro, apuesta por lámparas de pie bien distribuidas en el espacio y de formas originales y coloridas. En cuanto a los estampados arriesga con motivos florales para el estilo clásico y romántico, y rombos o círculos para el retro.

Un último consejo

Para terminar de imprimir la personalidad deseada a tu decoración te aconsejamos elegir una temática concreta alrededor de la que gire toda la planificación del diseño de interiores.

Los clásicos del cine, el ambiente de la edad de oro de la literatura española, los viajes, la música jazz…

Tomar esta decisión puede ayudarte a elegir todo el mobiliario y los detalles sin que tu local termine pareciendo un corta pega de estilos sin ningún sentido. Recuerda planificar bien los puntos de luz tanto por el día como por la noche e incluye algún elemento que destaque especialmente.

¿Necesitas que te ayudemos a empezar a decorar tu cafetería vintage? Cuéntanos tu experiencia.

Posts que también te gustarán