¿Hemos visto casas con vistas al mar y necesitamos ideas de cómo decorar la nuestra?

Si bien no hay nada mejor que consultar con un experto en decoración de interiores para darle un toque personalizado y que se ajuste a los espacios del hogar, hay algunos consejos que podemos aplicar para esta clase de viviendas.

Es posible que en esta casa no estemos todos los días; no importa, no hay que dejar a un lado la decoración que puede darle un toque que nos describa.

Recordemos que se trata de un lugar para sentir la relajación y armonía de estar en una casa con vistas al mar y su entorno natural.

Equilibrio

Lo primero que debemos tener en cuenta es el equilibrio en los espacios. No sólo se trata de pintar nuestra casa con vistas al mar añadiendo todos los elementos que encontremos a nuestro paso.

Hay que adquirir muebles y accesorios con criterio, pensando en tamaños, funcionalidad, si son o no favorables para el estilo de la casa y cómo se ven siendo un conjunto.

Paleta de colores

Elegir una paleta de colores desde el principio será de mucha ayuda para el diseño de nuestros interiores.

Los tonos azules son perfectos para brindar más frescura. También podemos optar por los colores que se conjugan con las vistas al mar que tenemos, como diferentes tonalidades de verde, coral, beige, marrón o gris claro.

Para las paredes, nada mejor que el color blanco, ya que permite mantener un ambiente de mayor frescura, transmite tranquilidad, brinda mayor claridad y podemos combinarlo fácilmente con los tonos cálidos o fuertes.

» También te puede interesar: El estilo ibicenco siempre es tendencia

¿Qué mobiliario debe tener una casa con vistas al mar?

Los muebles son otro aspecto muy importante en una casa con vistas al mar. Podemos elegir materiales naturales como la madera, siempre confirmando que se trate de piezas cómodas para descansar y en los tamaños adecuados.

Muebles exteriores

En los exteriores podemos experimentar un poco y añadir muebles colgantes, mecedoras o hamacas de croché, que brinden ese aire relajado e informal y vistas del mar únicas.

Un columpio será perfecto para divertirnos mientras disfrutamos el atardecer playero.

» También te puede interesar: Las tumbonas para jardín y piscina, perfectas para disfrutar del verano

Durabilidad

Un aspecto primordial a la hora de elegir los muebles es la durabilidad del material y la resistencia a las condiciones físicas, como la humedad y el calor.

No debemos preocuparnos si son muebles que se vean llenos de barniz y brillantes; al contrario, cuanto más naturales, rústicos o vintage se vean, mucho mejor.

Mesas de centro

Para las mesas de centro o estanterías podemos elegir fibras y piedras naturales o madera. Incluso podemos utilizar alguna pequeña mesa que usemos en casa y darle un nuevo toque al pintarla en tonos azules y un toque deslavado.

Si decidimos añadir taburetes, pueden ser de madera lavada o pintarlos a rayas en tonos que vayan de acuerdo con lo que hay alrededor.

Dormitorio con vistas del mar

Siguiendo con los espacios principales del hogar, tenemos el dormitorio.

En él tenemos que olvidarnos de toda decoración excesiva y dejar un ambiente propicio para la tranquilidad.

Si optamos por una cama de madera y accesorios en color blanco, podemos hacer contraste al elegir las almohadas en tono naranja, turquesa o verde.

Como complementos, hay lámparas con forma de faros o algún motivo marino, que hacen juego con el ambiente.

Para la iluminación general debemos elegir algo sutil.

» También te puede interesar: La iluminación ideal para el hogar

Podemos optar por pequeñas lámparas en color blanco, o lámparas colgantes. La luz natural hay que aprovecharla también.

Cuartos de baño con vistas al mar

Perfectos para darle un toque original y fresco.

Por ejemplo, podemos utilizar canastas de mimbre en algún tono de azul para acomodar los productos de belleza.

En cuanto a las cortinas y la alfombrilla, no olvidemos hacer juego con la paleta de colores principales.

Para la pared, una buena opción son los mosaicos en tonos diversos de azul para que se parezcan al mar.

Salas de estar y salones en casas con vistas al mar

Con los accesorios para vestir la sala y el salón lo importante es no excederse.

Basta con unos cuadros en la pared con motivos marinos o algunos regalos de la naturaleza que podemos convertir en decoración.

Por ejemplo, si salimos a caminar por la playa y encontramos muchas conchas y caracoles, podemos recoger algunos y ponerlos en un recipiente de cristal.

También podemos agregar objetos de estilo náutico para adornar las paredes.

¿Y el jardín?

Podemos añadir un pequeño jardín zen en alguna de las esquinas o jarrones con varas de bambú o caña y flores típicas de la zona.

» También te puede interesar: Te damos algunas ideas para decorar jardines con piscina

En los exteriores, unas palmeras darán el toque tropical.

Los pequeños espacios como la terraza, el balcón o el jardín marcan la diferencia en muchas ocasiones.

En Tindas tenemos el mejor equipo para hacer de tus espacios algo más personal. Conócenos y haz tu sueño realidad.

¡Empieza ya a disfrutar de estos consejos para decorar casas con vistas al mar!

Posts que también te gustarán