El color es fundamental en la decoración y se convierte en un elemento imprescindible para crear sensaciones, aportar calidad, definir conceptos y transformar cualquier estancia en un entorno agradable capaz de potenciar al máximo cada una de sus características.

Para beneficiarse de todas estas cualidades de los colores de temporada en la decoración del hogar es imprescindible saber utilizarlo de forma correcta escogiendo los mejores tonos para cada tipo de habitación en función del tamaño, la iluminación, el estilo decorativo, así como la combinación con el resto de elementos que conforman el diseño de cada interior. Esto resulta relativamente sencillo cuando se tiene una idea muy clara de cómo usar el color y cuál debe ser el resultado a alcanzar. Sin embargo, para contar con esta seguridad en los objetivos y los procedimientos para llegar a conseguirlos es importante conocer las características de cada gama de color o acudir a la ayuda de profesionales que ofrezcan servicios integrales de interiorismo.

Adapta el color de tu hogar a la temporada otoñal

Los cambios de tendencia en la moda y la decoración llegan con la nueva estación. El otoño trae principalmente colores cálidos que aluden a la caída de la hoja y la necesidad de buscar el recogimiento del hogar con la bajada de las temperaturas. Tindas.es nos da las claves para conocer mejor los tonos más destacados de este otoño.

Los rojos son los máximos exponentes de la calidez. Con una gran fuerza visual en el resultado final, este color potencia la luz de ambiente con un matiz de energía que, este año, viene vestido de burdeos.

Los anaranjados, tierras y amarillos se incluyen dentro de una gama, también cálida, que crea interesantes combinaciones con una especial atención centrada en la vitalidad.

El rosa aporta un toque de feminidad que se puede integrar en todo tipo de decoraciones con un tono clásico en acabados más suaves o venir marcado por la fuerza del atrevimiento incluyendo vistosos detalles de tonos fucsia en decoraciones protagonizadas por el gris o el plata.

En un punto intermedio entre el naranja y el rosa, el color coral se presenta como una tendencia muy destacada esta temporada y consigue una mezcla de calidez acogedora y elegancia. Su enorme versatilidad en la combinación lo convierte en un comodín perfecto con garantía de éxito en prácticamente cualquier ambiente.

La neutralidad del color gris alude a la elegancia y la versatilidad mientras que, por su parte, el color verde presenta una enorme diversidad de matices para la combinación.

Posts que también te gustarán