El tipo de decoración escogido para nuestro hogar puede tener resultados muy diversos en las sensaciones que crea. Por esta razón, es muy conveniente tener un proyecto previo con unos objetivos bien definidos antes de decidirse por una tipología u otra en reforma de interiores. Para conseguir esto se puede acudir a las revistas y publicaciones específicas de decoración con intención de tomar ideas o acudir a especialistas en servicios integrales de decoración que aporten profesionalidad a través de su experiencia.

Cuando busques una decoración de ambiente relajado para tu hogar y desees crear un entorno en el que librarte del estrés y las preocupaciones, debes seguir algunas pautas que dan a tu hogar un aspecto mucho más calmado apostando así por la serenidad y el equilibrio. Tindas.es te ofrece algunas claves para conseguir este efecto en el diseño de tu hogar y ayudarte a pasar un invierno mucho más relajado.

Siempre hay que tener en cuenta la luz a la hora de escoger los elementos que componen la decoración de un interior. Dado que los días son más cortos durante el invierno y las horas de luz se reducen, es conveniente apostar por una correcta iluminación artificial con opciones de luz blanca para el trabajo y puntos de luz ambiente con tonos más cálidos para los momentos de descanso. Las velas serán siempre una buena fórmula para aportar un tono acogedor y clamado.

Los colores también deben ser seleccionados con cuidado. Para transmitir esa calma que buscamos serán especialmente interesantes los colores neutros como los tonos grises. La elegancia y la versatilidad de estos colores lo convierten en un elemento excelente para la combinación con cualquier estilo decorativo.

Centrar la atención en el dormitorio es apostar por el descanso. Así, es importante buscar el orden para conseguir la tranquilidad que nos ayude a mejorar la sensación ambiental y relajarnos con más facilidad. Los armarios con espacio racionalizado y los muebles de apoyo como zapateros y cómodas serán una fórmula ideal para conseguir este orden de forma sencilla.

Potencia la estética más acogedora de tu dormitorio incluyendo cojines y alfombras que aporten calidez. Combina colores en tonos suaves incluyendo detalles más vivos para dar un pequeño toque de vitalidad y fuerza al conjunto. Un factor de gran éxito para conseguir un ambiente de tranquilidad es la apuesta por la sobriedad y equilibrio del conjunto con gran protagonismo de las líneas horizontales.

Posts que también te gustarán