Trataremos a los jardines y terrazas como elementos de la vivienda que dotan de regeneración al hogar. Esto se puede conseguir logrando una conexión interior/exterior que resulte funcional y estéticamente agradable a la vez. Para ello debemos tener en cuenta la orientación de la vegetación así como su colocación y situación ya que plantas y árboles pueden crear múltiples espacios y sensaciones así que deberemos elegir qué tipo de estética estamos buscando para organizar correctamente el funcionamiento de los jardines y terrazas.

 

En la decoración de jardines y terrazas, es conveniente empezar por la ubicación de la vegetación. Esto significa tener en cuenta la situación del mobiliario para jugar con la luz natural y recibir, así, la cantidad o calidad deseada, no quedando en penumbra o expuesto a un sol directo que nos haría desaprovechar el potencial de nuestras zonas exteriores. Podemos conseguir sacarle el máximo partido a nuestra vegetación plantándola hacia suroeste y en el caso de introducir árboles, elegir aquellos de hoja caduca ya que en verano darán sombra y en invierno dejarán pasar la luz, necesaria para contribuir al calentamiento de la vivienda.

 

El aspecto que queramos conseguir será marcado por la elección del mobiliario en complementación con la vegetación. En este sentido, muebles fabricados en madera aportan una apariencia clásica y fresca que junto al verde, dotan al espacio del equilibrio necesario para un confort satisfactorio y relajante. Si por el contrario buscamos un diseño de terraza o jardín más moderno y vanguardista, podemos optar por mobiliario elaborado con metales ya que la contraposición entre plantas y metales genera un diseño estético de última generación.

 

Trata la iluminación pensando en los distintos usos que puede tener tu terraza o jardín, en donde la luz no debe ser puntual sino de ambiente, eso ayudará a crear una sensación de calidez. La zona con sillas y mesas debe tener una luz distinta a la zona de recreo o piscina. La situación de las mismas también puede modificar nuestros sentimientos y la visual del espacio, así que es conveniente diferenciar entre luces de suelo, intermedias o elevadas y recordar que al ser en el exterior, están expuestas al clima, por lo que recomendamos cuidar su mantenimiento.

Posts que también te gustarán