¿Estás buscando ideas para la decoración de salones clásicos? ¿Quieres aprender las claves para decorar salones clásicos y elegantes para tu hogar? Estás en el lugar correcto porque en este artículo vamos a explicarte cuáles son los puntos fundamentales del estilo clásico a la hora de renovar la decoración de nuestras viviendas.

Empezaremos diciéndote que lograr salones clásicos y renovados no supone un gasto de dinero demasiado elevado como posiblemente estarás pensando. Y déjanos contarte también que:

 Clásico no es sinónimo de viejo

Lejos de eso, sabiendo escoger con buen gusto el mobiliario y complementos para la decoración de tu salón, el estilo clásico es una excelente alternativa para alcanzar una visión cosmopolita y original, diferente al estilo más minimalista que se ha venido imponiendo temporadas atrás.

» También te puede interesar: Cómo lograr una decoración minimalista en una vivienda

Pero veamos con más detalle cómo decorar con elegancia y clase, combinando todos sus elementos con un toque moderno y renovado. No pierdas detalle de nuestros consejos.

Estilo clásico no es igual a sobrio, añade luz y color

Si creías que lo clásico es apostar la sobriedad y que el resultado podría ser un espacio aburrido y hasta dormido, observa y verás. Te invitamos a jugar, atrévete a buscar y a colocar elementos clásicos con otros no tanto, por ejemplo, muebles que tengas por casa de mamá o de la abuela, y junto a ellos, otros elementos más modernos.

» También te puede interesar: Ideas y tendencias para la decoración de salones modernos

Juega con las molduras y con la altura de los techos para crear un ambiente de luz y color.

El estilo clásico, en un principio, huye de los colores estridentes, pero puedes escoger una base neutra, como marrón, blanco, grises o tonos crema. Y luego añadir pinceladas de color, por ejemplo, color turquesa o color salmón, color verde agua o celeste cielo.

No te olvides de las telas, muy propias del estilo clásico. Se admiten lisas y estampadas. El color turquesa o azul nunca decepciona.

En cuanto a la tapicería, el estilo clásico resalta los encantos del  color tostado en las tapicerías, porque es un color que combina bien con el resto de elementos, independientemente de los muebles y decoración restante que hayamos escogido.

Espacios bien organizados en los salones clásicos y elegantes

 

No solo los muebles cuentan a la hora de decorar, la distribución de espacio también es un factor importante.

Si decides apostar a lo clásico de toda la vida, en tu salón deberás colocar el sofá presidiendo la sala frente al televisor y, junto a él, a los lados, los dos sillones. Por supuesto no puede faltar una mesa, la cual colocaremos de manera central en la sala.

» También te puede interesar: Cómo decorar con cojines para sofás

Junto a los tonos neutros para tus muebles, también predominan en este estilo, los fondos de salón en tono dorado y con decoración de flores y motivos vegetales. Si te gustan las alfombras, en el estilo clásico encajan a la perfección.

Mirando al cielo en la decoración de salones clásicos

Otro elemento que no puede faltar en ninguna casa es la lámpara. En el clásico, las lámparas están colgando del techo y tienen forma de araña. Además, precisamente por esto, tienen muchas bombillas. Una apuesta segura por la luminosidad.Es característica también del estilo clásico la decoración del techo.

Líneas y flores son el recurso más empleado para dibujar en los techos clásicos. Y es que los techos en esta tendencia son importantes, tanto que el decorador clásico no se conforma con aplicar colores lisos al techo, sino que busca el relieve, lo llamativo y lo que atraiga nuestra vista logrando un resultado visualmente muy atractivo.

» También te puede interesar: Consejos para la decoración de salones con chimenea modernos

Columnas, otro elemento característico del estilo clásico

Vistosidad y luminosidad a raudales que se remata con la sobriedad, ahora sí, de unas elegantes y bellas columnas griegas. Muy típicas también en los salones clásicos.

Columnas, lámparas de araña, colores lisos o estampados y techos en relieve que hacen admirar nuestros salones como si de una obra de arte de tratase pero aún hay más.

El estilo clásico se guarda todavía un as en la manga para que el espectador no pueda perder ni un minuto en la contemplación del espacio sin sentirse abrumado. En este caso, las paredes, que tampoco irán de vacío, porque es muy típico colocar cuadros, eso sí, que queden a la altura de los ojos.

Nada es al azar en el estilo clásico, aunque sí que puede añadirse un toque moderno y renovado colocando muebles más actuales que combinen bien.

Es cuestión de gustos. Por ejemplo, muebles clásicos con tapicería moderna, o colores más vibrantes que rompen con esa neutralidad en cuanto a colores del salón clásico tradicional.

Si te ha gustado nuestro artículo, déjanos un comentario. Esperamos que te hayan gustado nuestras ideas.

Para decorar tu salón, ponerte en manos de profesionales te asegurará encontrar tu estilo ideal y acertar con la elección de los muebles y otros elementos para un cambio de look en tu hogar.

Posts que también te gustarán