Cada persona tiene sus propios criterios estéticos a la hora de imaginar la decoración de salones modernos.

Las diferentes tendencias de decoración para salones de este tipo se caracterizan por aplicar un estilo fresco y actual que comparta patrones e ideas comunes.

Conviene ser minimalistas, sin excesivo adorno en general, tanto en el uso del espacio como en la cantidad de muebles que lo integran. La luz debe ser elegante pero sin perder la frescura de todo el conjunto.

La decoración de los colores y los muebles estarán en perfecto equilibrio para que invite a realizar todas las actividades de la vida diaria o de momentos especiales. Desde trabajar, leer o descansar, hasta pasar una noche memorable.

Un salón moderno ha de invitar al sosiego y la tranquilidad, debe hacer sentir que se está ante un espacio de gran amplitud. Seguir estas pautas es indispensable para conseguir el efecto deseado.

Ideas para salones modernos

La belleza de una estancia tan importante debe expresar el orden y la funcionalidad, pero sin que nada resulte complicado o al azar.

» También te puede interesar: Ideas para salones con encanto

El uso de los colores y la nueva tendencia

Existen una serie de tonalidades que te ayudarán a definir el conjunto cromático que integra un espacio moderno y refinado. En especial llaman la atención los colores planos.

Una combinación de colores blancos, grises y negros realzan la elegancia de la tendencia minimalista actual.

Se puede añadir alguna pincelada de color vivo como morados, granates, gamas que recorran los verdes y azules, naranjas o rojos. Aunque debes tener especial cuidado con el color verde y su disposición puntual para que no termine invadiendo más espacio del requerido.

A veces es adecuado integrar colores metálicos o futuristas en los muebles o los elementos accesorios, como mantas o cojines.

» También te puede interesar: Cómo decorar con cojines para sofás

El mobiliario en la decoración de salones modernos

Debe elegir muebles sencillos, de formas y líneas rectas en su mayor parte, pero a la vez efectivas, es decir, que impliquen terminación y acabado de la medida. Deben dar la sensación de ser compactos, no abigarrados, de poco peso y altura.

No es adecuado recargar su salón con demasiados muebles, solo los justos y necesarios para que queden integrados en el conjunto decorativo general, como los de estilo zen, por ejemplo.

A veces es conveniente añadir leves pero llamativos toques en madera que evoquen la placidez de la naturaleza.

De igual modo, puede introducir otros elementos como flores o cojines de un color que destaque frente al resto de forma viva y llamativa, pero sin que se aprecie un exagerado protagonismo del mismo.

La luz como elemento fundamental

El uso de la luz es esencial en el estudio de interior para salones modernistas. Es necesario incorporar reguladores de intensidad que aporten sensaciones confortables y acogedoras.

Sobre la base plana de una decoración minimalista, debe vibrar y planear la luz como elemento causal y nivelador.

Es aconsejable a veces jugar con las sombras parciales, ya que estamos ante elementos en contraste como el blanco y el negro o los toques de color de los que hablábamos anteriormente.

Aporta personalidad a tu salón moderno

Dependiendo del uso que quieras dar a tu sitio pueden usarse elementos como el neón, si deseas hacer fiestas y entretener, o bien colores que inviten a la calma y la tranquilidad si prefieres un uso más sosegado.

» También te puede interesar: Consejos para la decoración de salones con chimenea modernos

Si aprecias el arte, ¿por qué no añadir al diseño alguna pieza extra como cuadros o esculturas modernas? Esto permitirá tener una lujosa y selecta estancia sin mucho esfuerzo.

Al mismo tiempo podrás mostrar tu personalidad y estilo creando otro elemento vivo y destacado. Esta clase de salón habilita un espacio relajante e ideal para traer a tus invitados, y lo convierte en un escenario propicio para los buenos momentos.

Incluso es posible dar un toque rústico, aunque parezca en principio algo imposible. Una pared revestida de piedra integrada en una puerta compuesta por bloques macizos de color perla, por ejemplo.

» También te puede interesar: Ideas para decorar salones con paredes de piedra

Un techo culminado con vigas y lamas de madera junto al uso de parquet puede ser también una opción única si el resto de la decoración va en consonancia.

Otros elementos que componen un salón moderno

Las sillas, alfombras, cojines, y en general todos aquellos accesorios que integran su estilo propio, deben seguir la naturaleza simple y elegante de un salón actual. Menos es más, y su número debe ser limitado al uso cotidiano sin llegar a ser innecesario.

Sirven también para crear un ambiente dentro del conjunto, destacando por su color, su forma mínima o integrándose como parte de otros elementos, como el color, la luz o el material elegido.

Empieza ya a imaginar y comprar todo lo necesario para adornar tu salón moderno personalizado, o déjate aconsejar por un interiorista profesional. Seguro que conseguirá su objetivo.

Como habrás podido apreciar, la decoración de salones modernos no es un arte muy complicado, aunque sí requiere dejarse llevar por las buenas sensaciones y dejarse asesorar por profesionales siempre ayuda.

Posts que también te gustarán