Tener una terraza privada en casa es un lujo para muchas personas y un sueño hecho realidad para otras tantas. Se trata de un espacio abierto en el cual disfrutar de momentos de calidad en familia o con los amigos. La posibilidad de aprovechar el sol, la luz natural y el buen tiempo durante el verano se convierte en una forma de llevar el exterior a la vivienda particular.

Son muchas las personas que se plantean cerrar la terraza para conseguir una fusión entre las ventajas de una zona exterior y una ampliación del espacio útil de la casa durante todas las épocas del año. De cara a la decoración de terrazas, es fundamental tener en cuenta si se trata de una zona cubierta o no para escoger el tipo de elementos que comprenderán el conjunto resultante. La ayuda de especialistas en decoración de interiores y la contratación de servicios de interiorismo será la mejor forma de garantizar la estética más adecuada en cada espacio.

Cuando se trata de una terraza tradicional exterior o jardín, la climatología juega un papel primordial a la hora de escoger muebles y complementos decorativos. En este caso, la madera tratada, el metal protegido y los materiales sintéticos específicamente diseñados para exteriores son los principales aliados de los usuarios.

En el caso de las terrazas cerradas o cubiertas, la amplitud de posibilidades en la decoración es prácticamente infinita. Es posible optar por los mismos muebles de jardín que en un espacio exterior pero resulta especialmente interesante apostar por un estilo más refinado con especial presencia de textiles y madera que podrán mantenerse durante todo el año sin necesidad de prestar una especial atención a su conservación. No se debe olvidar el color, el cual deberá tener especial relevancia durante la primavera y el verano alegrando así un espacio cargado de luz.

Para destacar que se trata de una terraza, aun estando cerrada, es prácticamente imprescindible introducir el verde de las plantas pudiendo jugar con diferentes especies para crear entornos diferenciados. Como complemento interesante, una pequeña nevera y una zona discreta donde cocinar y servir aperitivos será un interesante detalle que agradará especialmente a los invitados.

Posts que también te gustarán