Es muy posible que estés interesado en que tu hogar sea un espacio acogedor, en el que se respiren paz y tranquilidad, lo que contribuye al descanso y máximo relax. Si es así, no cabe duda de que la decoración japonesa es una magnífica elección para lograr tal propósito.

Para ser capaces de integrar este estilo en nuestro hogar, primeramente, hemos de conocer una serie de claves y pautas. Es de eso, precisamente, de lo que hablaremos en las siguientes líneas.

Trataremos de manera clara y sencilla los aspectos fundamentales del interiorismo japonés y de la decoración zen para interiores, también abarcaremos el estilo japandi, una de las últimas tendencias en materia de decoración que te vamos a descubrir si aún no conoces de que se trata.

Aspectos de la decoración de estilo japonés

En primer lugar, queremos subrayar que el estilo zen predomina en este tipo de interiores influidos por la enigmática cultura nipona, por lo que debemos conseguir que las estancias se caractericen por su elegancia y armonía, donde el equilibrio se perciba en cada uno de los rincones.

El minimalismo debe ser otra de las premisas que sienta las bases de este estilo, puesto que la ausencia de todo los elementos que no sean estrictamente necesarios es lo que debemos tratar de buscar. Así que optaremos por un número de muebles en su justa medida; accesorios puntuales; paredes, prácticamente, despejadas; amplias áreas de paso; y orden absoluto.

» También te puede interesar: Cómo lograr una decoración minimalista en una vivienda

Otras características de la decoración japonesa

La sencillez, sobriedad y naturalidad serán los pilares que sustentan la base del interiorismo japonés.

De hecho, en la cultura japonesa se valora la vida simple y estructurada.

Por ello, los elementos que integremos en el hogar serán sencillos y de líneas depuradas.

Respecto a la paleta de colores, partiremos de tonos neutros, como el beige, el blanco o el marrón claro; con algunas pinceladas de color que rompan la rutina, como el verde, el rojo o el azul.

Los materiales se alejan un poco de la senda minimalista. Emplearemos elementos inspirados en la naturaleza, como:

  • El bambú
  • La madera
  • El algodón
  • El papel de arroz
  • El lino

Eso son sólo algunos ejemplos, por citar algunos de los principales.

Decoración oriental zen

La decoración japonesa bebe, directamente, de la filosofía zen, doctrina que busca la armonía en todo momento, elimina cualquier adorno artificial y busca los ambientes más puros y agradables.

Si pensamos en el estilo zen, lo primero que nos viene a la cabeza es un entorno sosegado y relajante. Y es que el objetivo principal de este estilo en el contexto occidental es que, cuando lleguemos a nuestro hogar, nos sintamos revitalizados y relajados y nos alejemos del estrés tras cumplir con nuestras obligaciones laborales.

Estilo zen: soluciones decorativas

La gran ventaja de la decoración zen es que no establece reglas estrictas a seguir al pie de la letra. Solo debemos asegurarnos de que los espacios a decorar estén despejados de cualquier tipo de artificio. Partiendo de esta base, las posibilidades son múltiples.

El uso de líneas limpias y elegantes ha de verse reflejado en cada una de las estancias y evitar, en todo momento, el desorden. Podemos incluir toques zen a partir de velas aromáticas y algún bonsái o agregando decoraciones con piedras.

» También te puede interesar: Renueva tu decoración con velas de interior y de exterior

La sintonía con la naturaleza se pone de manifiesto en el universo zen. De ahí que predominen los colores tierra, con tonalidades suaves, como el gris, el blanco o el beige rosado o el amarillento.

Los suelos de madera, tejidos naturales y muebles sencillos son ineludibles también en este sentido. Cada espacio esbozará simetría, sencillez y orden.

Estilo japandi: fusión de dos estilos en pleno auge

Tan solo era cuestión de tiempo que el minimalismo del interiorismo japonés y de la decoración nórdica se fusionaran para crear una nueva tendencia: el japandi.

» También te puede interesar: Descubre las claves del estilo nórdico

El estilo japandi aúna lo mejor de ambos mundos:

La sólida armonía de la decoración zen y la exquisita calidez del interiorismo escandinavo.

Si bien los trazos originales de los estilos escandinavo y japonés resultan similares, cuando se fusionan, brindan mayor versatilidad y funcionalidad, así como una paleta cromática más amplia.

Di adiós a lo superfluo y apuesta por la elegancia

Di adiós a lo superfluo y apuesta por la elegancia de la decoración japonesa

El minimalismo brilla con esplendor en el japandi, rasgo común en ambos tipos de decoración. La simplicidad, funcionalidad y ligereza ocupan un lugar central en el diseño escandinavo y la decoración zen y son las espinas dorsales de este estilo híbrido desarrollado recientemente.

Los hogares con un estilo japandi también prescinden de lujos superfluos y cada elemento tiene su propia función.

Los muebles se escogen minuciosamente y son, por sí mismos, una declaración de intenciones. Al igual que el mobiliario escandinavo, cuentan con rasgos limpios y minimalistas y tienden a tener poca altura, acorde con la cultura japonesa, que promueve la conexión del individuo con la naturaleza.

 

¿Qué es lo que te atrae de estos estilos tan armónicos y sugerentes? No dudes en comentar cualquier opinión al respecto. Y, si te decides por la decoración japonesa no dudes en contar contactarnos.

Posts que también te gustarán