¿Quieres dar a tu casa un aire de lo más colorido y desenfadado? Entonces tenemos para ti el estilo que mejor se adapta a tu personalidad. Se trata de la decoración pop, con la que podrás dar a tu vivienda un toque moderno y juvenil, que no sólo se adaptará al salón, sino también al resto de estancias.

Una de las grandes ventanas que tiene este estilo de interiorismo es que no es necesario que realices un cambio radical de todo el mobiliario de tu vivienda. Aunque conserves los muebles que tienes ahora mismo en tu casa, puedes darle un toque pop a la misma simplemente utilizando diferentes accesorios y decoración de colores vivos con el que pueda cambiar por completo el ambiente. Por ejemplo, unos cojines de colores vivos pueden dar un aire nuevo a ese sofá que lleva en tu salón toda la vida.

En cualquier tienda de decoración de hogar podrás encontrar también cuadros tipo pop que darán un toque desenfadado a tu vivienda. Incluso, si te acercas a cualquier tienda de revelado fotográfico, podrás encargar un cuadro estilo Andy Warhol de cualquier foto en la que aparezcáis tú y tu familia, de manera que este estilo quede lo más personalizado posible para adaptarlo más a ti.

Salones llenos de color y frescor

Otro elemento que combina a la perfección con el estilo pop son las plantas. Si colocas en tu salón varias plantas naturales verás como el ambiente se convierte en mucho más juvenil. Y para que el aspecto de las mismas sea aún más estilo pop te recomendamos que acudas a un vivero o incluso un bazar de tu barrio y te hagas con macetas de plástico de colores vivos, que son las que más ayudan a que el estilo pop sea el que predomine en tu vivienda dándole un toque de frescor a la decoraciones de interiores.

Un baño muy vivo

El estilo pop puede llegar también hasta el baño, por medio de toallas visibles o cortinas de ducha de colores muy vivos. Podrás encontrar este tipo de accesorios incluso en tiendas económicas, de manera que no tendrás que gastar grandes sumas de dinero en accesorios.

En los dormitorios

La cocina también puede albergar un estilo pop por medio de delantales o paños de cocina que queden a la vista y que sean de colores muy llamativos. Y para darle el toque pop a tu dormitorio, nada como encontrar una funda nórdica de colores fuertes y un par de cojines que, al igual que hemos comentado antes acerca del sofá, den ese aire especial y juvenil al espacio. Lo importante es que el color inunde tu casa sin necesidad de que dejes de lado la decoración que tienes ahora.

Posts que también te gustarán