Decorar el interior de tu casa con plantas es beneficioso además de decorativo. Las plantas y las flores influyen en nuestro ánimo positivamente. Las plantas naturales aportan a tu hogar infinidad de ventajas en todos los sentidos.

Para empezar las plantas ponen un toque verde muy especial, que dota al ambiente de frescura y lo vuelve más acogedor. Según un estudio de la Universidad de Harvard los beneficios que nos aportan los colores y aromas de las plantas son más numerosos de lo que creemos. Entre otros, ayudan a sentirnos vitales, optimistas y llenos de energía.

La elección de las plantas interiores

Las plantas tienen muchas otras características que nos benefician, además de existir una gran variedad de ellas, por lo que si nos ponemos las pilas y averiguamos un poco, podemos dar con la especie perfecta, según nuestras necesidades.

Nadie debe pensar que decorar con plantas es una tarea fácil. Todo depende de ti, de si te gusta cuidarlas, de si se te dan bien o de si tienes tiempo para dedicarles. Sin embargo, en cuestión de jardinería, todos podemos aplicarnos y conseguir buenos resultados. Para empezar deberás elegir siempre plantas de interior, y tener claro que unas especies son más delicadas que otras.

No todas las especies vegetales valen ya que no resultan igual de eficaces. Como regla general, te aconsejamos no crear una selva, con unos toques será suficiente. Lo ideal para empezar es utilizar las plantas que sean más resistentes, como las crasas o los cactus. Este tipo de planta necesita bastante luz, así que ten en cuenta cuando los busques un lugar, y muy poco riego.

Cada planta en su sitio

Una premisa básica a la hora de decorar con plantas es que es importante adaptar el tamaño de la planta en el tamaño de la habitación donde quieras ponerla. No podemos poner una gran planta en un cuarto pequeñísimo porque se comería el espacio y el resultado sería horrible, además de incómodo.

Sin embargo, en la sala puedes poner una planta de grandes dimensiones en maceta, que le dará un aire moderno y acogedor. Coloca plantas en los rincones donde te resulte difícil encajar un mueble. Así las plantas cubrirán el vacío y el efecto será muy bueno. También puedes utilizar plantas para separar dos ambientes en un salón, o para delimitar diferentes zonas.

Por último aconsejarte que hay tres puntos de colocación de las plantas en casa: en el suelo, sobre la mesa de centro y sobre alguna repisa o mueble auxiliar. Ahora ya no tienes excusas para llenar de plantas casa y vivir mejor.

Posts que también te gustarán