Partiendo de la base de que la decoración de interiores y el diseño de interiores son disciplinas distintas aunque complementarias, vamos a darte las claves de cómo decorar una habitación pequeña. Vamos a conseguir mostrarte el modo en que creamos y diseñamos espacios pequeños.

Qué duda cabe que a más espacio más posibilidades creativas, no obstante empecemos por apreciar que los espacios pequeños presentan una serie de ventajas frente a los más amplios, aunque tal vez den menos juego. Sea como fuere, estate atento. Siguiendo unas pequeñas pautas harás que tus decisiones sean todo un acierto.

Cómo decorar una habitación pequeña y acertar

Esta debe ser la primera pregunta que de debes responder. Muchas veces el hecho de no saber bien qué es lo que se pretende conseguir hace que el resultado sea un mezcla nefasta. No olvides que en esto de la decoración también se aplica el “menos es más” en algunas ocasiones.

Dicho esto, debes sopesar el estilo que quieres dependiendo del uso de la habitación. No es lo mismo decorar un salón pequeño, que un dormitorio, un vestidor o una cocina. Son habitaciones diferentes en las que hay que aplicar unas máximas distintas.

» También te puede interesar:

La falta de espacio no tiene que ser un impedimento para conseguir resultados visuales fantásticos, siempre y cuando se sigan una serie de parámetros básicos para poder conseguir resultados como los que envidiamos en las revistas. Parámetros aplicables a cualquier tipo de habitación.

Definir bien los usos según las estancias

Es una directriz importante junto con reconocer qué es lo que realmente necesitas. Importante cuando no se dispone de demasiado espacio es contar con la capacidad de reconocer qué es necesario y de qué nos podemos desprender.

No hay nada peor en una vivienda que las estancias recargadas.

Ese aspecto provoca una falta de sensación espacial que es precisamente lo que no nos interesa.

Muebles, los menos posibles

Aunque la principal recomendación es que no pongas demasiados muebles en las estancias, sí te puedes permitir que los pocos que escojas sean grandes.

Un privilegio vistoso y en el que quizás no habrías pensado al tratarse de un espacio pequeño. Un truco de mucha utilidad, ya verás.

La importancia del equilibrio

El equilibrio es fundamental dispongas de mucho o de poco espacio. Aplicar la regla de otorgar más espacio a los lugares más importantes, hará que aciertes seguro en esto de la distribución y el equilibrio.

Los espacios mínimos y los muebles a medida

Además de los problemas de espacio, hay que destacar que a veces la dificultad de una pared o de una esquina puede complicar este asunto. No te preocupes, la modulación a medida es la solución perfecta para amueblar todos los espacios, incluso los más difíciles.

Las paredes transparentes

Aunque poner paredes transparentes responde más al diseño que a la decoración, es una gran solución para ganar amplitud espacial en viviendas muy pequeñas.

» También te puede interesar: Cómo separar ambientes con paredes de cristal

Hoy en día, de máxima actualidad las puertas de hierro con cristales como elementos decorativos y elementos perfectos para la distribución de los espacios pequeños.

La importancia de la luz y de los colores al decorar una habitación pequeña

Aunque esto de la luz no depende del todo de un nuevo proyecto, si cuentas con ventanas pequeñas o poca luz natural tienes que procurar no poner cortinas que capen la entrada de luz, sino todo lo contrario. La claridad en los tejidos es fundamental.

Una recomendación que se extiende a los colores de las paredes. Elige los más claros para esa sensación espacial que buscamos en este tipo de casos.

La decoración de dormitorios pequeños, todo un arte

La decoración de los dormitorios pequeños tiene que seguir las recomendaciones generales. No obstante, al tratarse de los espacios destinados al descanso aún hay que llevarlos más al extremo.

No obstante, las claves de cómo decorar un dormitorio pequeño dependen de si es para un niño, bebés o para adultos.

De cualquier manera, insistimos en que tienes que aplicar la claridad de los tonos, la simpleza de las líneas, los muebles indispensables y si fuera necesario, el uso del mobiliario a medida.

Los blancos en las paredes y el mobiliario son la mejor opción en cualquier caso. El juego con frisos de madera o entelados que aporten un poco de color será una idea fantástica para conseguir un resultado que no podrás creer.

Asimismo, una colcha de color o un estampado para unos pies de la cama, así como una alfombra en los tonos, serán otros trucos que puedes llevar a la práctica para decorar esa habitación que no cuenta con demasiados metros.

En esto de la decoración tienes que recordar que la imaginación y el ingenio serán las mejores herramientas a la hora de decorar una habitación pequeña, aunque seguir algunos trucos o consejos no estará de más.

Aprovecha el espacio del que dispones y crea espacios únicos en los que vivir. Si no estás seguro de saber hacerlo, siempre podrás llamarnos.

Posts que también te gustarán