Con la llegada del verano lo que apetece es estar al aire libre y disfrutar de comidas y reuniones con amigos y familia en los jardines o terrazas. Decorar la terraza para fiestas puede ser una tarea fácil sólo hay que tener en cuenta un par de cosas importantes, los colores e iluminación y los ambientes y zonas.

Junto al buen tiempo llegan también las ganas de hacer cosas y pasárselo en grande. Así, todos los afortunados que cuentan con terrazas u otros espacios exteriores en sus hogares se animan a realizar comidas, cenas y fiestas para disfrutar al máximo del aire libre con la compañía de amigos y familiares.

Colores e iluminación

Si hay algo que no puede faltar durante una fiesta en tu terraza serán los colores alegres y llamativos. Y es que nos encontramos en la época más alegre del año. Te ayudarán a darle color al espacio las flores, los globos, las guirnaldas y los faroles y farolillos, es decir, las típicas decoraciones que nos acompañan en todas las celebraciones especiales.

Para darle un toque de color y alegría a nuestra fiesta mágica podemos hacerlo mediante flores, con las que tengas por casa o podemos ir al campo a recoger algunas, si son naturales, mejor que mejor.

En la decoración exterior para conseguir una buena iluminación en nuestro jardín o en nuestra terraza optamos por poner luz de ambiente. Podéis elegirlas de colores, amarillas o blancas, eso ya va en gustos. En cuanto a los lugares, quedan preciosas rodeando los árboles, si la cena es en un jardín o en la terraza en la balaustrada o incluso en las rejas de las ventanas. Si tienes piscina, también puede ser muy buena idea que te hagas con vela. El ambiente que crean esas luces sobre el agua es única y dan un toque extra de elegancia.

Ambientes y zonas

Si tienes la gran suerte de tener una casa con mucho espacio al aire libre, disponer diferentes zonas es algo que tus invitados agradecerán especialmente si la velada se alarga. Una mesa de comedor, una zona de sofá o sillas tipo salón, algunas tumbonas para tomar el sol o, simplemente, con alfombras y cojines en el suelo: la creación de varias zonas diferenciadas ayuda a que no haya sensación de agobio en ningún momento.

Una opción muy recomendable es crear un ambiente chill out con música tranquila, un buen vino y una agradable conversación a la luz de las velas. Si tienes sitio para hacerlo mejor que sea otro lugar diferente al de la cena.

Siempre que puedas no dudes en colocar en tu terraza una barra de bebidas como si se tratara de un bar o de un chiringuito en la playa, con todas las bebidas, los vasos y el hielo en una nevera que te mantenga todo frío.

Como último consejo deciros que una velada sin mosquitos es imprescindible. Y nada mejor que las velas de olor de citronella para evitar visitantes indeseables. Para evitar que la brisa nocturna las apague, elegid tarros un poco más altos que las velas y así no tendréis que estar todo el rato encendiendo las velas.

Posts que también te gustarán