Decorar una casa con perros y gatos es fácil si tenemos en cuenta algunos aspectos. Para empezar es esencial que crees un espacio específico para tu mascota. La mascotas son uno más de tu familia y se merece un rinconcito en el que pueda sentirse cómodos.

En este espacio no deberá faltar una cama para el animal, sus juguetes y los accesorios para comer y beber. Deberá situarse en el salón o cocina para puedan estar a gusto en su espacio pero sin estar separados de nosotros.

Sus cosas ordenadas

Para mantener la decoración de tu casa como a ti te gusta es necesario que adaptes algún lugar para mantener todas sus cosas ordenadas.

Si tu mascota es un gato tendrás una caja con arena para hacer sus necesidades y si tu casa no tiene terraza, no tendrás más remedio que tener la caja dentro de casa. Si es así,  debes de ingeniártelas para integrarla en la decoración de tu hogar. Para eso puedes hacerte con alguna de las muchas cajas sencillas e incorporarlas dentro de un mueble, o camuflarlas con algún elemento decorativo en la estancia donde hayas pensado ponerla. Eso sí, vigila que sea un lugar ventilado, si no es posible para ayudar a mantener el ambiente de tu casa sin olores.

Tipos de muebles

Ten en cuenta que tienes mascota a la hora de comprar tus muebles para decorar la casa. El tipo de textiles y demás materiales que forman parte de la decoración será en lo primero que debes pensar cuanto tienes una mascota en casa. Así, para los suelos deberás olvidarte completamente de las alfombras y la moqueta. Y es que además de la dificultad de mantenerlas limpias, atrapan los olores. En cuanto a los textiles, debes tener en cuenta que el terciopelo, el polar y la seda atraen al pelo. Por el contrario, lo mejor es que te decantes por telas sintéticas, especialmente si son desenfundables y lavables. Además, nunca está de más que envuelvas tus sillas, sofás y demás asientos con fundas.

Aunque no lo creas, también es importante que tengas en cuenta los colores a la hora de decorar. Por ejemplo, si tienes un perro negro o de un color oscuro es mejor que no cuentes con tejidos o muebles en blanco, especialmente si tu mascota suelta demasiado pelo. Los estampados ayudan a esconder las manchas y los pelos. En definitiva, deberás elegir tus muebles en función de tus animales para que el pelo se disimule lo máximo posible

Posts que también te gustarán