Funcionales, prácticas y originales, las hay de todos los tipos, diseños, colores y tamaños. Las islas de cocina están de moda hace más de un siglo y existen para hacerte la vida más fácil.

Son un elemento que destaca por su versatilidad al ofrecer tantos usos diferentes, y dependiendo del diseño, incluso moverse con un sistema de ruedas. Guardan utensilios, dividen ambientes, aprovechan al máximo los espacios, invitan a tomar una comida rápida o un café.

Y al contrario de lo que se piensa, las islas de cocina no son exclusivas al diseño minimalista, hoy en día hay muchas variedades que se adaptan a cualquier estilo. Pero, ¿cómo saber cuál es la ideal para ti?

La funcionalidad

Lo esencial al momento de diseñar una isla de cocina, es medir sí tienes como mínimo un metro a cada lado del sitio donde quieres que se instale. Este punto parece sencillo, pero es básico para que la isla cumpla su función de facilitar el trabajo en la cocina. Por ello, no dudes en consultar a un profesional en interiorismo para una opinión, ya que si eliges un tamaño de módulo inapropiado terminará siendo más un obstáculo que una ayuda.

Piensa si deseas una isla de cocina para cortar alimentos, para desayunar, para guardar cosas, o si deseas combinar varios usos. Incluso hay islas que incluyen encimeras para cocinar. La altura de la isla y su diseño dependerán de esto.

Si la quieres para cortar alimentos es probable que necesites una buena iluminación, mientras que si quieres comer sobre ella deberá ser un poco más alta y tener espacio para los pies. Por otro lado, si lo que deseas es cocinar tendrás que considerar una reforma para la instalación de gas, luz y un extractor de humos.

El estilo

Una isla puede seguir la línea de diseño del resto de la cocina… o no. Al estar usualmente en el centro atrae miradas. Por lo que muchos aprovechan para romper con el estilo del resto de la cocina y así dar un toque diferencial.

Deberás tener en cuenta la forma: rectangular, cuadrada, ovalada, semicircular, las hay hasta hexagonales. Y también el material: granito, cuarzo, madera, cristal, mármol.

No olvides que si bien se usan para aprovechar los espacios y por su funcionalidad, también son un elemento de decoración. Por eso debes pensar bien la elección de su estilo y claro, consultar a un interiorista, que acople tus gustos y estilo al espacio para lograr una reforma perfecta y una cocina moderna, funcional y práctica.

Posts que también te gustarán