El diseño de restaurantes es todo un arte que requiere conocer muy bien el oficio de interiorista, pero también hay que dominar todo lo relacionado con la hostelería y las claves que mueven a los clientes a amar un lugar, a sentirse atraídos por ese ambiente.

En el diseño de restaurantes modernos hay que tener en cuenta los factores relacionados con la estrategia empresarial. Porque es un misterio aquello que hace de un local un lugar de atracción y un referente.

A la hora de decidir cómo diseñar un restuarante, se trata de conseguir un equilibrio perfecto entre la funcionalidad y la estética, además de saber transmitir las claves de la marca.

Claves para el diseño de restaurantes modernos y atractivos

La identidad de marca y la personalidad del negocio

Para atraer a los clientes, no basta con ofrecer una buena cocina en un buen local. Como todo producto a la venta, es necesario que tenga una personalidad, lo que en marketing se denomina identidad de marca.

El interiorista deberá conocer en profundidad el negocio:

  • Qué ofrece
  • En qué se diferencia de la competencia
  • A qué tipo de clientes va dirigido
  • El vínculo emocional que quiere despertar en ellos

Lo siguiente es analizar el tipo de cocina que se desarrollará en el restaurante. Esto marca decisivamente cómo se va a conectar con el público que acuda.

Así, una cocina tradicional requiere una estética acorde con la zona: seguramente se acudirá a materiales como madera, hierro, piedra… Y se buscarán unos colores identificativos con el entorno o con los productos.

En cambio, una cocina de fusión pedirá un diseño más atrevido y actual.  Y admitirá toques innovadores, futuristas o que provoquen la sorpresa del cliente.

Estas premisas básicas darán también las directrices para la distribución de la sala, los elementos decorativos y otros factores que tienen más que ver con el branding, la comunicación o la atención al cliente.

» También te puede interesar:  Decoración estilo provenzal para un restaurante más acogedor

Conjugar funcionalidad y estética al diseñar un restaurante

La comodidad es muy importante. Por una parte, lo es para el chef, su equipo y todo el personal de sala, que tienen que desarrollar su trabajo en condiciones óptimas. Por otra, también debe serlo para los clientes que visiten el restaurante.

Si la experiencia de estos no es placentera, difícilmente van a volver. Y una experiencia positiva no reside tan solo en una decoración bonita.

Un restaurante bien diseñado debe atender a ciertas funcionalidades como:

  • El espacio para los platos confeccionados y listos para servir.
  • Los desplazamientos deben ser lo más cortos posible para el personal de sala.
  • La intimidad, que es muy valorada por los clientes y mejora su experiencia gastronómica.
  • La diferenciación de espacios privados y públicos.
  • Un mobiliario cómodo y funcional.
  • Unos suelos y superficies adecuados.
  • La optimización del espacio.

Cómo diseñar un restaurante

Distribución del espacio

Es fundamental estudiar bien la distribución de los espacios y conseguir que los visitantes se sientan cómodos. Este será un reto para el interiorista, que deberá saber dar esa sensación de intimidad de las mesas sin restar optimización al espacio, es decir, no restar el número de comensales por turno.

Aquí habrá que tener en cuenta las puertas existentes, las vistas al exterior, la situación de la cocina, etc.

En la distribución hay que considerar también el trabajo del personal de sala, que debe tener unos recorridos lo más cortos posible. Esto redunda en el bien de todos, ya que resulta también más cómodo para los clientes.

» También te puede interesar:  Cómo decorar un restaurante, las mejores ideas

Elementos de confortabilidad

Algunos elementos a tener en cuenta son:

  • La iluminación. Elegir la iluminación adecuada es fundamental para crear un ambiente agradable y acogedor, tanto si se trata de un espacio tradicional como innovador.
  • La acústica. Es muy importante evitar todo tipo de reverberaciones. Un local donde los sonidos queden atenuados es un lugar cómodo donde no reinarán los ruidos ni será necesario gritar, algo nada deseable. Para ello habrá que escoger materiales que absorban el sonido, como la madera o los textiles, entre otros.
  • La climatización. Hay que mantener una temperatura óptima para que la clientela se sienta cómoda. Por otra parte, es esencial un buen sistema de renovación del aire para evitar que se propaguen los olores.

Mobiliario y decoración

 

Es el aspecto más visible de un restaurante. Debe dar sensación de armonía con el conjunto, pero también ofrecer comodidad a los clientes y no entorpecer el trabajo del personal que atiende la sala.

» También te puede interesar: Barras de bar, el elemento estrella de tu negocio

En este punto es necesario encontrar el equilibro idóneo entre la comodidad y la circulación de los clientes.

Todo ello, unido a la actitud del equipo, hará que la experiencia del cliente sea positiva y vuelva a visitar el local. Y tan importante como eso: que hable bien del negocio a sus amigos y en las redes sociales.

En Tinda’s Project realizamos el diseño de restaurantes utilizando el proyecto que mejor se adapta a los clientes. Porque somos expertos interioristas apasionados de nuestro trabajo, creamos espacios distintivos y escenarios para experimentar sensaciones y vivir en profundidad cada momento.

Posts que también te gustarán