En decoración los clásicos nunca mueren, pero hay veces que para dar un aspecto joven y moderno a nuestro hogar hay que arriesgar un poco. Y hoy vamos a proponerte un color de los que siempre triunfan, y que ha estado apartado durante algunos años de los escaparates y ahora vuelve a estar el amarillo de moda. Estamos hablando del amarillo, un color que no siempre resulta fácil de combinar, pero que bien empleado puede dar a nuestra vivienda un aire fresco y juvenil que a todos nos encanta.

Al ser un color bastante llamativo, es posible que pienses que utilizarlo para decorar tu casa es bastante atrevido. Pero si sabes cómo combinarlo con otros tonos y cómo utilizarlo en su justa medida para que no resulte cargante, verás cómo te ayuda a que tu casa sea mucho más juvenil y moderna.

Claro que encontrar el toque perfecto no siempre es fácil. Desde los más sencillos, que preferirán utilizarlo sólo en cojines, hasta quienes apuesten por este color en muebles, hay opciones para todos.

De menos a más

Si vas a atreverte a decorar tu casa en tonos amarillos, cualquier interiorista te recomendará que  comiences poco a poco. Puedes empezar por colocar algunos cojines, jarrones o cuadros en los que este color sea el predominante. Y si ves que el resultado te resulta agradable, puedes ir comprando cortinas o incluso muebles en amarillo, danto un toque cada vez más fresco y atrevido al hogar en el que vivas.

Probablemente, lo más atrevido que puedas llegar a hacer es pintar de amarillo las paredes de tu vivienda. Aunque esta idea pueda parecerte un poco estridente, la realidad es que el resultado puede ser muy atractivo, especialmente si se trata de una vivienda en la que habite gente joven o de una habitación de adolescentes, en las que los tonos más llamativos están más permitidos.

Diferentes tonos

Si no te atreves con tonos demasiado llamativos, no tienes por qué renunciar al amarillo. Tonos como el ocre o mostaza pueden encajar a la perfección en la decoración de tu hogar sin darle un toque muy estridente.

Elijas el tono que elijas, el amarillo es un color que aporta frescura y luminosidad a tu hogar, por lo que se trata de un tono que nunca debió pasar de moda. Ahora que ha vuelto a estar entre las tendencias de decoración, es el momento de que vuelvas a utilizarlo en tu vivienda si quieres que esté a la última.

Posts que también te gustarán