Todos hemos oído en los últimos tiempos hablar del estilo Boho, especialmente en lo que a moda se refiere. Un movimiento que no solo afecta a las prendas de vestir sino al interiorismo.

Lo que parecía un aire freso con aromas vintage, parece que ha terminado por transformarse en un torbellino en todo lo que pueda estar sujeto a tendencias. En la moda vino para quedarse y en la decoración de interiores se ha acomodado para permanecer por mucho tiempo.

Vida y mucho color para espacios confortables en los que la ausencia de reglas establecidas es la tónica general. Una anarquía controlada, no obstante. En favor de resultados acogedores en extremo.

¿Qué es ese estilo boho del que todos parecen hablar últimamente?

 

Difícil tarea la de definir el estilo bohemio o boho, cuando es más bien el reflejo o el resultado de saber asumir riesgos, en definitiva. Riesgos en relación a la elección de colores, mobiliario y tejidos en una aparente apuesta hippie que esconde realmente la sofisticación en estado puro.

Colores vibrantes realzados por la importancia de la luz, los terciopelos como tejido principal y una mezcolanza de muebles son las claves de este estilo.

Un estilo en parte étnico con una proporción de kitsch y con unos tintes isleños, para un espíritu proveniente de EEUU, pero transformado en el camino.

Multitud de estilos combinados en una orgía de color inusual con un resultado chic en extremo. Una aparente anarquía sujeta a normas difíciles de manejar para la consecución de un resultado de revista. Un todo vale en el mundo de la decoración en el que las flores y las maderas naturales, mezcladas con las blancas, no podrán faltar.

» También te puede interesar: Ideas para decorar con flores tu hogar

La procedencia de un estilo más cercano de lo que pensamos

Los expertos parecen no ponerse de acuerdo en la procedencia de este estilo que arrasa en todos los ámbitos de la moda en estos momentos.

Algunos aseguran que se trata de un estilo procedente de EEUU, de su parte más étnica; sin embargo, otros aseguran que parte de la cuna de esta versión se origina en algunas de nuestras islas.

Una discusión en la que no entraremos, pero en la que podemos dar parte de razón a los segundos, porque en Ibiza y Formentera se encuentran algunas de las decoraciones más memorables dentro de este estilo.

» También te puede interesar: El estilo ibicenco siempre es tendencia

No obstante, dejando al margen la procedencia, de lo que no cabe duda es de las reminiscencias isleñas; de los toques espirituales y de los tintes románticos en el fondo y en la forma de un estilo por el que cada día son más los que se deciden a apostar.

 Los rasgos más importantes del estilo bohemio

¿Preparémonos para experimentar?

– La importancia de los tejidos

Los estampados y la mezcla de diferentes prints son indispensables en la consecución de un estilo boho en nuestro hogar. Flores con cuadros, con rayas, todo junto…

Se trata de una especie de un todo vale en vivos colores. Eso sí, los tejidos suaves y placenteros en los que el terciopelo, los algodones y el satén ganan terreno a los demás textiles habituales en el mundo de la decoración.

Mezclas sobre blancos. Cortinas blancas, por ejemplo, para una habitación en la que nos hemos permitido este juego de mixturas en la vestimenta de la cama. Nunca hay que olvidar la importancia de la luz en este estilo arrollador.

» También te puede interesar: Qué tipos de cortinas son ideales para renovar la decoración de tu hogar

– Muebles y elementos decorativos de los cinco continentes: estilo Boho

Cojines, alfombras, lámparas marroquíes, vintage, cuadros antiguos y modernos, etc. Un estilo que deja cabida a la mezcla de culturas, en una especie de túnel del tiempo en el que podemos mezclar todo lo que hubiéramos podido coleccionar en un viaje alrededor del mundo.

Sillones tapizados, paños de paredes enteladas o empapeladas, cuadros retro, camas mullidas y altas o bajas, casi a ras de suelo.

Combinaciones de colores fuertes con suaves en la misma habitación.

Pufs, maderas naturales para puertas y ventanas con acabados envejecidos, así como la tendencia en las terminaciones que imitan los metales antiguos. Muebles antiguos, pintados, modernos, mezclados, etc.

Naranjas, verdes, óxidos, azules eléctricos y estampados.

En definitiva, apostar por el estilo bohemio es remar por la ribera opuesta del minimalismo. Un todo vale controlado y dirigido a espacios inolvidables en los que vivir y en los que disfrutar.

A modo de conclusión, el estilo Boho es la tendencia de los románticos llevada a la modernidad, en la que crear espacios únicos; una especie de interiorismo dirigido a crear espacios individuales que, sumados, dan como resultado un lugar muy personal. Una imprimación de carácter que es la suma de todos y cada uno de los espacios de manera individual. Como si de una suma de instantáneas se tratara.

Como siempre, te invitamos a que comentes tu opinión o nos dejes cualquier comentario que tengas al respecto. Tu opinión nos importa y no olvides que siempre podrás ponerte en manos de profesionales para conseguir este estilo.

¡Consigue un Estilo Boho en tu hogar desde cero o a través de una reconversión!

Posts que también te gustarán