Es probable que te hayas planteado la posibilidad de decorar con un estilo rústico tu piso, a pesar de que éste sea una vivienda moderna o recién reformada con elementos actuales.

Residir en el centro de una ciudad, en una vivienda actual con todas las comodidades, no está reñido en absoluto con darle a tu hogar un toque más rural, utilizando una decoración rústica moderna de interiores.

Aunque no hayas vivido nunca en el ámbito rural, puede que eches de menos el confort y la calidez de una casa de campo tradicional y desees adaptar tu espacio a este estilo.

Si no sabes por dónde empezar, no te preocupes. Te damos varias pistas para que dispongas de unas cuantas ideas sencillas y que se adaptarán perfectamente a tu piso, independientemente de su tamaño.

La madera como elemento fundamental en el estilo rústico moderno

Cuando buscamos recrear una decoración rústica, la madera va a ser siempre nuestro mejor aliado. Tanto en suelos como en elementos de mobiliario, resulta un elemento imprescindible para generar la atmósfera que deseamos.

» También te puede interesar: Colores de suelos laminados en gris y blanco ¿cómo combinarlos?

Parquets y vigas nuevos y recuperados

Es probable que tu piso ya tenga un suelo nuevo de parquet. De ser así, acertaremos más cuanto más natural sea el acabado de la madera y su barniz.

Si piensas en hacer una reforma, recuperar el suelo de madera existente puede ser una opción muy válida, con el debido tratamiento y pulido de sus piezas.

En los techos, la presencia de la madera nos puede ayudar mucho.

Dejar al aire vigas en acabado natural o pintadas en tonos claros es un recurso de lo más acertado.

Nudos y vetas bien visibles

Ya sea en los suelos o en otros elementos, dejar sus vetas y nudos a la vista nos ayudará a que nuestra decoración rústica esté más lograda.

También en baños y aseos

En estancias en las que resulta más difícil dar con la clave, añadir elementos de madera puede solucionarnos muchos quebraderos de cabeza. Es el caso de los cuartos de baño, donde es habitual contar con sofisticados elementos de gres, metales cromados o vidrios al ácido.

» También te puede interesar: Te contamos cómo es el diseño de baños más moderno del momento

Aquí, la presencia de la madera puede cambiar nuestra percepción totalmente.

Introduce algún mueble de estilo rústico

No es necesario que llenes tu casa de muebles antiguos ni te pongas a restaurar un montón de enseres para generar esta sensación rural en la decoración. Con uno o dos elementos en cada espacio será más que suficiente para darle esa pincelada.

Algo muy recomendable para encontrar tus complementos ideales, ya sean mesas, sillas, cómodas o muebles enteros de mayor tamaño, es visitar anticuarios, rastrillos y mercados callejeros. Aunque sea por casualidad, podemos enamorarnos de una pieza que nos encontremos en el lugar más insospechado.

La iluminación resulta fundamental

En todo diseño de interiores, la utilización de la luz juega un papel fundamental. Es lo que resalta los volúmenes y texturas de todo aquello que conforma un espacio, y puede llegar a tener un gran peso en nuestra percepción del mismo y hasta en nuestro estado de ánimo.

Usa siempre una iluminación cálida.

Las luces que tienden hacia amarillos y anaranjados resultan indispensables en una decoración rústica moderna de interiores.

El uso de las gamas cálidas en la iluminación ayudará a aportar esos valores al resto de elementos que participen en el ambiente.

Recurre a las velas

Además de calidez, las velas poseen el encanto de lo natural, de la iluminación tradicional. Aportan una sencillez muy acorde al tono que queremos dar a nuestros espacios.

» También te puede interesar: Renueva tu decoración con velas de interior y de exterior

Incluirlas en espacios como el salón, próximas a la comodidad de una butaca en la que disfrutar de una agradable lectura, es habitual en el estilo rústico. También puedes probar a introducirlas en estancias donde resultan menos habituales, como cocina o baño.

La diferencia está en los detalles

Como en todos los espacios, sean del estilo que sean, hay pequeños elementos que pueden cambiarlo todo.

» También te puede interesar: El estilo vintage: la delicia de lo antiguo en tu hogar

Aquí te mencionamos algunos:

Mimbres y textiles para tu decoración rústica

Tanto en elementos exentos como baúles o cestos como en asientos y respaldos de sillas de cocina o comedor, el uso del mimbre suele conseguir instantáneamente lo que buscamos en toda decoración rústica.

Las telas naturales en tonos crudos, como el lino, pueden ser otras grandes aliadas a la hora de forrar elementos de mobiliario o crear cortinas personalizadas.

Que no falte una chimenea

Es otro de los elementos clave en el estilo rústico moderno. La sensación que aporta un fuego en nuestro salón, por ejemplo, resultará cálida, acogedora y familiar.

» También te puede interesar: Consejos para la decoración de salones con chimenea modernos

La vajilla expuesta

Algo que está de plena actualidad es tener a la vista nuestra vajilla, también tradicional, en un mueble rústico en la cocina o el salón.

Todos estos factores pueden ayudarte a configurar tu casa con un estilo rústico moderno. Aunque, si deseas profundizar en este estilo, lo aconsejable es que recurras a profesionales con experiencia en este tipo de tendencia.

¡Contacta ahora con nosotros e infórmate sin compromiso para darle ese estilo rústico y moderno a la vez a tu vivienda!

Posts que también te gustarán