Hay numerosas ideas para separar ambientes que te ayudarán a sacarle un mayor partido a tu hogar, dándole una sensación de mayor espacio. Cada vez es más habitual encontrar viviendas con un menor número de habitaciones. Esto hace que, en muchas ocasiones, sea necesario dividir las habitaciones disponibles a través del uso de diferentes elementos, como pueden ser biombos, cortinas o incluso estanterías. 

De esta forma, crearás nuevos ambientes allí donde solamente había uno.

Esto se hace especialmente necesario cuando amplias la familia o se producen cambios en tu estilo de vida.

Por ejemplo, si pasas a trabajar en casa y necesitas de un pequeño despacho, o si te quedas embarazada y quieres contar con una zona de juegos para tu bebé. Estas son solamente algunas de las circunstancias que pueden requerir de una división del espacio.

Cómo separar ambientes sin obras complicadas

Veamos a continuación formas sencillas y fáciles de crear nuevos ambientes en tu hogar sin la necesidad de llevar a cabo ningún tipo de obra.

Los biombos como separadores de espacios

Los biombos son un elemento decorativo con una larga historia a la hora de dividir ambientes.

Se llevan utilizando desde la Antigüedad y no han perdido ninguno de sus encantos. Se trata de elementos que no requieren de ninguna clase de instalación y que se pueden colocar casi en cualquier lugar de tu hogar. Basta con comprarlos para que estén listos para ser usados.

Además, hay tantos diseños que no tendrás problema en encontrar el que más se ajuste a la decoración de tu hogar.

Cómo separar ambientes con estanterías

Cómo separar ambientes con estanterías

Las estanterías son todo un clásico a la hora de separar ambientes.

Una de las principales ventajas que ofrecen con respecto a otro tipo de elementos es que, además de dividir espacios, proporcionan una útil funcionalidad.

Permiten almacenar todo tipo de cosas en su interior a la vez que crean dos habitaciones totalmente diferentes.

También destaca su precio, pues puedes encontrar desde modelos realmente económicos a los diseños más innovadores.

El sofá y su función divisoria

Otra alternativa realmente sencilla es usar la parte trasera de tu sofá. Es una opción perfecta si no quieres complicarte la vida o invertir dinero. Basta con girar el sofá para dividir el salón de tu hogar.

» También te puede interesar: El sofá en la decoración del salón

En la parte trasera puedes colocar una mesa de trabajo, un espacio de juegos o incluso una zona donde poder practicar algo de deporte. Las posibilidades son realmente diversas.

Las alfombras como elementos para delimitar espacios

Otra solución práctica es la colocación de alfombras para delimitar las funciones de cada rincón de una habitación.

» También te puede interesar: ¿Cómo decorar con alfombras?

Se trata de la opción más simple a la hora de dividir espacios, pero es una alternativa realmente útil si no quieres alterar el diseño de una habitación de manera tan visible.

Simplemente colocando alfombras de colores o estampados diferentes conseguirás crear ambientes diferenciados.

La división de espacios creada con cortinas colgantes

Siempre puedes rescatar este elemento decorativo tan usado en el pasado para dar un nuevo toque a tu hogar.

Un estilo retro que te ayudará a crear espacios perfectamente diferenciados.

Hay numerosos diseños disponibles de cortinas colgantes, desde las hechas elaboradas simplemente con cuentas de madera a las que han sido elaboradas con detalles de cristal. La elección dependerá de cómo sea la decoración de tu casa.

Un toque internacional con paneles japoneses

Los paneles japoneses tienen como ventaja su fácil instalación y que no restan luminosidad al espacio creado. Son una opción mucho más sencilla de colocar que las puertas correderas y, prácticamente, llevan a cabo la misma función. Eso sin contar el toque internacional que le darás a tu hogar. Un aire oriental que siempre queda bien.

» También te puede interesar: Descubre las claves de la decoración japonesa, zen y japandi

Otras ideas para separar ambientes mediante obras

Separar ambientes con obras

Si lo que requieres es una solución más permanente, fija o duradera, que además te permita una mayor separación de ambientes las dos ideas que te contamos a continuación te serán muy interesantes.

Cómo dividir ambientes con puertas correderas

En este caso, sí que será necesaria la instalación de las puertas, aunque se tratará de un procedimiento mínimo.

Las puertas son un elemento mucho más estable a la hora de separar espacios. Además, aportan un mayor aislamiento acústico y térmico. El aspecto positivo que tienen es que pueden abrirse y cerrarse fácilmente, adaptándose al uso que se le quiera dar a la habitación en cada momento.

Usar paredes de vidrio como división de espacios

A veces no queremos instalar paredes que dividan una determinada habitación para no perder luz, ya que el espacio que se crearía no cuenta con ventana propia. Una solución a este problema son las paredes de vidrio.

» También te puede interesar: Cómo separar ambientes con paredes de cristal

Se trata de una medida intermedia entre las paredes tradicionales, que no ofrece la misma privacidad, pero que no le resta iluminación a la nueva habitación. Son una opción muy utilizada para crear recibidores en las viviendas cuyo salón da directamente a la puerta de entrada.

Aunque algunos de los elementos anteriormente mencionados no requieren de obras, lo cierto es que para sacarles un mayor partido es recomendable contar con la ayuda de profesionales en decoración que te asesoren.

¿Te animas a probar con alguna de estas ideas para separar ambientes?

Posts que también te gustarán