No cabe duda de que una buena iluminación es capaz de vestir cualquier estancia otorgándole un ambiente especial y una estética determinada. Para conseguir la iluminación ideal para cada habitación de tu casa puedes seguir algunos sencillos consejos que te ayudarán a conocer las posibilidades de cada luminaria así como las mejores opciones para cada necesidad lumínica.

Si vives en una casa grande debes contar con la suficiente potencia de luz para que, con ella, se bañe la totalidad de cada habitación evitando los rincones oscuros que se convierten en zonas poco útiles en el hogar. En caso de que tengas una casa pequeña, la iluminación no es menos importante puesto que esta puede conseguir una mayor sensación de amplitud del espacio mejorando la estética y la apariencia de cada habitación.

Tanto el tipo de iluminación que escogemos para nuestro hogar como la ubicación en la cual decidimos situar cada lámpara tienen consecuencias directas en el resultado final y conviene hacer un pequeño proyecto antes de diseñar un sistema de iluminación o acudir a expertos en decoración para obtener su consejo. Antes de adquirir una lámpara es importante, por tanto, observar el espacio a iluminar y decidir qué tipo de luz queremos conseguir en esa zona.

No hay que olvidar la importancia que tiene la altura a la cual se sitúa cada lámpara ya que esto influye directamente en el resultado final. La iluminación general que busca una correcta visualización en toda la habitación deberá situarse a gran altura siendo las lámparas de techo las más adecuadas. Sin embargo, para la iluminación puntual de lectura o para la mesa del comedor, son más recomendables las lámparas cercanas que enfocan su flujo de luz hacia la zona que lo necesita.

Posts que también te gustarán