El papel pintado se ha convertido en una de las herramientas clave para la decoración de interiores.

Vuelve la moda del papel pintado, de todas las formas para decorar las paredes y de todos los tipos de revestimientos que existen para este fin, el papel pintado es una solución decorativa económica y eficaz.

Las opciones que ofrece el papel pintado van mucho más allá de las paredes. Ya no sólo nos contentamos con empapelar de manera tradicional y listo, sino que van apareciendo  técnicas como el decoupage o el scrapbooking que nos abren un universo de posibilidades para aprovechar y reutilizar al máximo nuestros papeles preferidos de la forma más creativa.

Nuevas técnicas

Existen diseños con estampados maravillosos. Así que con un poco de inspiración, alguna de estas técnicas y papel bonito podremos realizar proyectos increíbles para decorar la casa.

Las nuevas técnicas de estampación están logrando acabados muy sofisticados y realistas con los que dar una atractiva y embriagadora profundidad a nuestras estancias a la vez que conseguimos un resultado sumamente impactante tanto a la vista como al tacto. El papel pintado con textura te resultará te ayudará a esconder las posibles imperfecciones de tus paredes, por su espesor y relieve es capaz de hacer imperceptible a la vista cualquier irregularidad que éstas puedan presentar.

Ahora en verano, los estampados botánicos y vegetales lucen de maravilla en las paredes de cualquier ambiente que se preste a lucirlos, además de aportar frescura, viveza y alegría hasta al rincón más sombrío.

Los motivos geométricos parecen haber venido para quedarse, y es que siguen de rabiosa actualidad también este año. En vivas tonalidades con presencia en paredes de menor tamaño o dándoles la bienvenida abiertamente a través de formas más suaves y tonalidades más discretas, lo cierto es que el papel pintado con presencia de motivos geométricos es una apuesta segura si quieres que tu casa luzca actual y original.

Consejos de decoración

La regla general es que los estampados grandes para habitaciones grandes. Si los pones en una habitación pequeña parecerá que se ha comido el espacio, y dará sensación de agobio.

Si los techos son bajos, los patrones verticales te ayudarán a generar la sensación de techos más altos.

Siempre hay que ver el papel. En un libro de muestras de interioristas, en un rollo, pidiendo una muestra online, porque el color que ves en la pantalla del ordenador puede ser distinto al real, el grosor y la textura puede que no te acabe de convencer, el tamaño del dibujo, son muchas cosas. Es como los tejidos para tapizar, siempre es mejor tocar y verlos en directo.

Posts que también te gustarán