Las lámparas redondas son los complementos perfectos en la decoración de cualquier estancia. Por su versatilidad y diversidad de estilos aportan un toque diferente y único a la habitación, siendo muy fáciles de integrar en distintos estilos decorativos.

Estas lámparas son perfectas por la iluminación general que ofrecen, uniforme y difusa al mismo tiempo, que consigue un ambiente equilibrado en cualquier espacio, sin reflejos ni deslumbramientos incómodos. A diferencia de otras lámparas, que iluminan desde arriba, las lámparas de techo redondas proporcionan una iluminación general homogénea, que abarca todo el espacio.

» También te puede interesar: La iluminación ideal para el hogar

Dependiendo del modelo elegido de lámpara colgante de techo, podemos introducir determinados matices de color o apliques, para conseguir efectos decorativos diferentes.

Lámparas redondas de papel

Las más conocidas son las que se elaboran con papel de arroz. Estas lámparas tienen dos ventajas fundamentales. Por un lado, son muy económicas, lo que las hace perfectas para ser colocadas en pisos alquilados, segundas residencias o estancias provisionales.

Además, las podemos encontrar de muchos colores, para combinarlas con la decoración de la habitación.

Se pueden decorar con la técnica del decoupage, aplicando papeles decorados a la lámpara, para darle un toque divertido y original. O con pegatinas distribuidas por la superficie de la lámpara. O pintadas por nosotros mismos con diferentes motivos. Las posibilidades son infinitas para conseguir una lámpara única y a nuestro gusto.

Lámparas redondas de cristal

En décadas anteriores era muy común ver en las viviendas lámparas redondas de cristal con acabado pulido iluminando los pasillos o las estancias auxiliares, como cocinas y baños.

» También te puede interesar: Disfruta de una cocina moderna con estos cuatro consejos

Actualmente estos modelos esféricos se han recuperado y modificado y los podemos encontrar en cualquiera de las estancias de las casas, incluidos salones y comedores.

Lámparas redondas modernas para una decoración actual

Si queremos decorar una estancia con líneas modernas y actuales, podemos incluir en la decoración lámparas redondas modernas de cristal suspendidas del techo.

Dependiendo del tamaño, podemos optar por una única lámpara grande, que colgaremos a una altura adecuada, para que no moleste, y será el punto de atracción visual al entrar en la habitación. Existen modelos muy decorativos con diferentes texturas y colores, que serán los complementos perfectos de la decoración general.

También podemos optar por colocar dos o más lámparas distribuidas convenientemente por la estancia. Por ejemplo:

Sobre una mesa rectangular podemos colocar varias lámparas en línea.

En el mercado existen actualmente modelos formados por varias de estas lámparas situadas a diferente altura, para colgar sobre mesas de comedor, mesas de juntas o cualquier espacio, con la seguridad de que serán los puntos focales de la decoración.

Las lámparas redondas para colocar en el suelo son otras opciones decorativas modernas que proporcionan una luz ambiental muy íntima y sofisticada.

Lámparas de techo redondas en la decoración rústica

Si nos decantamos por una decoración rústica para nuestra vivienda, también podemos encontrar lámparas de techo redondas acordes a este estilo. En este caso, la diferencia vendrá definida por los materiales utilizados, siendo las fibras naturales, como cáñamo y lino, las más comunes en la fabricación de las lámparas.

Las fabricadas con tejidos rústicos y apliques de cuerda y pasamanería son unas opciones que podemos ver en casas y apartamentos rurales, con un atractivo resultado estético.

Algunos tips para decorar con estas lámparas redondas

Si vamos a colocar una lámpara de techo redonda en un lugar de paso, como los recibidores o pasillos, hemos de asegurarnos de que la altura es la adecuada y no hay riesgo de golpearse con ella.

» También te puede interesar: Decorar tu recibidor: la bienvenida a tu hogar

Si la queremos colocar sobre una mesa de comedor, debemos guardar la distancia mínima de 70 cm entre ambas.

Son unos de los elementos más potentes de la decoración y atraen, visualmente, a la persona que entra.

Podemos crear un rincón muy acogedor colocando una lámpara redonda en el espacio entre los sofás. Si está colgada del techo, debe estar muy baja, a la altura de los reposacabezas, para que pueda hacer las veces de lámpara de lectura y sustituir a la lámpara de pie o sobremesa.

Podemos repetir esta opción en el dormitorio y colocando dos lámparas de techo sobre las mesillas y a su altura, para sustituir los apliques o lamparitas.

Se han convertido en unos puntos de interés en la decoración. No solo para iluminar los espacios, sino también para embellecer y crear ambientes originales. Pruebas de ello son los modelos que se presentan en las diferentes ferias del sector a lo largo de todo el país. Modelos compactos o articulados en brazos, de cristal, de tejido, de plástico, de metal, con acabados pulidos o llenos de elementos decorativos.

En resumen, un sinfín de modelos de estilos diversos y que se ajustan a diferentes gustos decorativos.

Si has encontrado el estilo de las lámparas redondas para tu casa, cuéntanos cómo son y dónde las has colocado. Y, en caso contrario, ¿te animarías a colocar una lámpara redonda en tu casa?

Posts que también te gustarán