En los tiempos actuales, tener nuestro lugar de descanso es nuestra mejor arma para combatir el estrés, ese enemigo que acecha y frente al que hay que estar protegido.

Somos conscientes de que en la vida tenemos que alcanzar y disfrutar del máximo bienestar, pero ¿cómo lograrlo rodeados de tantas situaciones estresantes? Una manera eficaz es disponer de una zona de relax que nos permita desconectar de obligaciones ya sea en casa o en la oficina.

Tomar un descanso nos permitirá tener unos minutos diarios de diálogo con nosotros mismos; encontrar nuestro espacio personal es el primer paso para conseguir esa paz interior que tanto nos ayudará a afrontar las dificultades del día a día.

A continuación, te contamos cómo diseñar y definir un espacio en tu hogar donde puedas descansar y crear un ambiente de relax, un espacio en el que poder desconectar, un lugar especial y diferente que se adapte a tu propio estilo.

Tu zona de relax, tu personalidad

Para meditar, para hacer yoga, para leer o simplemente para tomar el sol. Cualquier actividad que nos ayude a relajarnos bienvenidas son. Si además, tenemos un espacio de nuestra vivienda, ya sea en el interior o en el exterior e incluso un espacio en nuestro lugar de trabajo, el resultado es mucho más efectivo.

» También te puede interesar: Cómo diseñar espacios de trabajo para niños

Nuestro entorno nos condiciona, por eso es importante ambientarlo correctamente para que nos permita alcanzar ese estado de tranquilidad deseado.

Simplemente, piensa para qué quieres destinar este espacio tan especial y, en función de la actividad, tendrás que decorarlo con unos u otros accesorios o elementos.

Zona de descanso para leer

Si te encanta la lectura hasta el extremo de que eres capaz de trasladarte a otros mundos mientras estás leyendo y regresar con las energías renovadas, no lo dudes y prepara tu pequeño rincón para leer.

No te conformes con tirarte en el sofá, acondiciona un lugar solo para la lectura, te cundirá más el tiempo y la experiencia.

Cuando pasamos un rato entretenido de lectura tenemos que cuidar dos cosas:

  • La primera de ellas es no acabar dañando nuestros ojos
  • La segunda es cuidar de no acabar con dolor de cuello o espalda debido a la postura

El elemento principal que no puede faltar en nuestra zona de lectura es una buena iluminación. Lo ideal es que podamos aprovechar la luz natural que es mucho más saludable. Pero si esto no es posible, una lámpara focal también nos hará el apaño.

» También te puede interesar: La iluminación ideal para el hogar

El segundo elemento básico es un buen sillón. No mires la estética, mira ante todo que sea confortable. Es un espacio privado, por lo que busca el sillón que te haga sentirte bien.

Lugar de descanso para hacer yoga

Si te gusta hacer ejercicios de estiramiento o sentarte a meditar, necesitas una habitación despejada. Si tu habitación está llena de cosas y es un completo desorden jamás podrás relajarte.

Necesitas un espacio donde puedas colocar una esterilla o una alfombra, que sea de tu gusto y sobre la cual puedas sentarte cómodamente.

Este diseño es ideal para personas amantes del estilo de vida bohemio, así que ponte a decorar siguiendo las directrices de este estilo.

» También te puede interesar: Estilo Boho en interiorismo y las claves indispensables para conseguirlo

Zona de descanso para actividades varias

Si no eres practicante del yoga ni la meditación y, simplemente, te gusta relajarte cuando llegas a casa haciendo la actividad que en cada momento te pide el cuerpo, destina una sala de tu hogar al descanso.

Coloca un sofá o un sillón para tumbarte y acompáñalo de cojines y mantas por si deseas acostarte a descansar e incluso a dormir.

Opta por tonos suaves que promueven el relax.

Una zona de relax chill-out al exterior

Si te gusta estar al aire libre disfruta de los beneficios que aporta una zona de relax chill-out como un jardín, una terraza o un garaje que no esté en uso y te permita tener vistas a la naturaleza o, si no lo hace, te trasladamos la naturaleza a tu propio espacio.

En este caso no prima la luz sino la sombra, pues la sombra favorece ese descanso que buscamos. Para conseguirla, coloca toldos o una vela. Usa materiales que sean resistentes y pensados para el exterior, pues tendrán que soportar las inclemencias del tiempo e incluso resistir los vientos si soplan fuertes.

Y frente a la sombra, la luz. Para iluminar opta por lámparas de bajo consumo que sean de poca intensidad.

Mide el espacio; ¿cabe una cama? Si gustas, puedes ponerla, siempre bajo resguardo de un buen techo o toldo resistente.

Como mejor se logra un espacio chill-out es con pérgolas y madera. Quedará genial si puedes colocar una fuente. Y las plantas son imprescindibles.

Si quieres crear tu lugar de descanso perfecto, contáctanos. Somos profesionales con experiencia que adaptamos tus espacios a tus objetivos para que el confort entre en tu vida, creando espacios de relax a tu gusto y estilo.

Posts que también te gustarán