¿Mesas con palets? Que no te extrañe. Una mesa de palets es única por varias razones: son piezas artesanales que no se fabrican en serie. Su madera natural sin tratar, con vetas y nudos convierte cada mesa palet en algo irrepetible.

Las mesas de palets contribuyen a la sostenibilidad y la ecología, marcando nuevas pautas para la reutilización de materiales, ya que cada mesa está elaborada con un material que cuenta su propia historia.

¿Por qué palets?

Los palets son estructuras de madera cuya función es servir de base en los transportes de cargas pesadas.

El que esa sea su finalidad, no quiere decir que no podamos utilizarlos para muchas otras cosas.

Los palets tienen unas características que los hace candidatos perfectos para el diseño de mesas:

  • Sus medidas (relacionadas con el ancho de los vagones de tren)
  • Son de madera natural (habitualmente pino)
  • Son muy resistentes (están pensados para cargar pesos).

Mesas con palets y estilos de decoración

La madera es uno de los materiales más clásicos y habituales en interiores. Por eso los palets resultan tan adaptables a múltiples estilos. Hablamos de unas estructuras rudas, de madera sin tratar, lo que tiene la ventaja de poder darle cualquier tratamiento y acabado.

Rústico, Vintage o Barroco

Lo más obvio, pero no lo único, es el estilo rústico. Es muy fácil, basta con dejar la madera con un aspecto lo más natural posible.

Para adaptarla a un estilo vintage, podemos envejecerla hasta el nivel que nos guste, resaltando las marcas de su uso o colocándolas nosotros, por ejemplo, sellos de viaje.

» También te puede interesar: El estilo vintage, la delicia de lo antiguo en tu hogar

Si la oscurecemos podemos crear mesas de estilo antiguo que pueden llegar hasta lo barroco si le añadimos elementos en dorado.

Romántico, Industrial o Urbano

Podemos teñir la madera para darle un aspecto más noble, pintarla con tiza para crear mesas delicadas o con esmaltes laca para darle un aspecto urbano.

Las posibilidades son infinitas si contamos con los accesorios de nuestra mesa de palets. Las patas de madera acentúan lo rústico, metálicas le dan un aire industrial.

» También te puede interesar: Decoración industrial para casas con personalidad

Superficies

En cuanto a la superficie superior, el material que escojamos va a ser lo que acentúe cada estilo.

Podemos dejar la madera a la vista, colocar cristal transparente, templado, laminado o lacado; planchas metálicas de acero, aluminio, cobre o latón y cualquiera de ellas con acabado brillante o galvanizado. Como ves, sobran opciones.

Tipos de mesas de palets

Los palets son perfectos para reutilizarse en el diseño de mesas. Son robustos pero dan sensación de ligereza (el espacio entre tablones).

Son aptos para cualquier tipo de mesa, bien por separado o uniendo varios.

Con palets podemos crear mesas de comedor, de cocina, de café, de trabajo, escritorios, mesitas auxiliares y mesillas.

Mesas con palets altas

Requieren gran estabilidad y debes tener en cuenta el tipo de patas. Mejor con patas cuadradas (equilibrarán el conjunto, ya que la medida cuadrada del palet marca la pauta) y gruesas (no olvides el peso del palet).

Tanto mesas de comedor como las de cocina, son piezas que corren riesgo continuo de manchas. Esto quiere decir que si te gusta la madera a la vista, esta deberá ser tratada con algún barniz que evite la absorción y que facilite la limpieza.

Opciones: la propia madera del palet; recubrirlo con una chapa de madera específica o con cristal, del tipo que sea.

Mesas con palets bajas

Las mesas de café, hechas con palets son perfectas. El simple palet (una vez tratada la madera) con una rueda en cada esquina, es una mesa de café sencilla y con personalidad. A partir de ahí, el diseño puede complicarse hasta crear dibujos y espacios de almacenaje en la mesa, jugando con la colocación de los palets.

Para mesas auxiliares y mesitas, se pueden combinar con cortes del palet y, en lugar de utilizarlos como superficie, utilizarlos como base. Es original y funcional.

Mesas de trabajo y escritorios

Los palets son ideales para crear mesas de trabajo, ya que su propia estructura permite definir múltiples espacios de almacenaje. Un ejemplo: si le damos la vuelta al palet y lo cubrimos con cristal, quedan espacios tan útiles como cajones; tendremos un escritorio práctico y único.

Para escritorios y mesas de trabajo son más recomendables las patas metálicas. Un cierto aire industrial es muy apropiado y versátil para este tipo de espacios.

La mezcla de madera negra, cristal templado y aluminio es infalible y si quieres un toque de  tendencia, más tecnológico y vanguardista, puedes recurrir a materiales técnicos, como la fibra de vidrio.

En conclusión, colocar en cualquier espacio una mesa con palets es una garantía de originalidad y personalidad. Con las mesas de palets estamos haciendo la declaración de que apoyamos la artesanía y nos importa el medio ambiente.

Si tienes oportunidad de incluir mesas con palets en tu casa, oficina o negocio no lo dudes, será un elemento diferenciador ¿Podrás resistirte?

Posts que también te gustarán