Reformar una casa es un proyecto importante. Es una decisión meditada que obedece normalmente a una necesidad de acondicionar una vivienda o remodelarla para mejorar su funcionalidad y adaptarla a las necesidades de toda la familia.

Antes de nada hay que conocer una serie de claves que nos van a ayudar a organizar y planificar de forma eficiente el proyecto de reforma y gestionar mejor los tiempos y el presupuesto.

Los puntos clave en las reformas de casas

Como hemos dicho, son 5 los aspectos que se deben considerar siempre que se planee realizar una reforma, y son los siguientes:

 Presupuesto

Para reformar una casa es necesario realizar una inversión económica. Antes de comenzar las obras y contratar profesionales o adquirir materiales hay que realizar primero una lista de puntos a reformar, y un presupuesto global o pormenorizado de las obras.

Así mismo, hay que conocer con seguridad el presupuesto de que se dispone, y en caso de que no se disponga del presupuesto total de una reforma integral, hay que optar por priorizar los aspectos más urgentes y postergar los menos necesarios para otro momento.

¿Qué es lo más urgente?

Sobre todo, aquellos aspectos que tengan que ver con la seguridad o la integridad del edificio, como instalaciones eléctricas o de fontanería, daños estructurales, o cubiertas, por ejemplo.

¿De qué podemos prescindir?

En algunas ocasiones las reformas que queremos hacer están inspiradas en modelos (revistas o blogs) que no están pensadas para dar respuesta a nuestras propias necesidades.

» También te puede interesar: 10 Revistas de decoración que leemos los profesionales de la decoración

Elección del momento adecuado

Una reforma siempre supone inconvenientes hasta el momento en que se ha concluido:

  • Ruido
  • Polvo
  • Trasiego de personas
  • Muebles cambiados de sitio

Es complicado compatibilizar una reforma con la rutina diaria, sobre todo si hay niños por medio.

Uno de los mejores períodos para acometer la reforma es siempre el período vacacional, por tener mayor disponibilidad horaria y puede, de este modo, supervisar con mayor facilidad todo el proceso.

Normativas y licencias

Las licencias de obra son requisito legar indispensable para poder iniciar la reforma.

Tener todos los permisos en regla no evita sobresaltos y posibles multas o sanciones.

Del mismo modo, tener muy en cuenta la normativa al respecto (municipal sobre todo), antes de diseñar el proyecto nos permite saber qué tipo de obra está permitida y bajo qué parámetros. La normativa afecta sobre todo a exteriores (lindes, alturas, estética del edificio, etc.) y siempre deben seguirse las directrices vigentes.

Los profesionales

Para llevar a cabo reformas íntegrales siempre se debe contar con el asesoramiento experto de profesionales cualificados, que no solo nos presten los servicios requeridos sino que además nos puedan asesorar sobre la mejor manera de proceder y todas las opciones (en cuanto a presupuestos, materiales y diseño) posibles. Así como mantenernos informados de todo lo relativo a nuevas tendencias en diseño y decoración.

Existen dos figuras que comúnmente se suelen confundir: el decorador de interiores y el interiorista.

» También te puede interesar: ¿Qué trabajo desempeña un Interiorista?

Para dar un nuevo aire a las diferentes estancias, cambiar por completo el estilo y en definitiva sacar más partido al mobiliario y la decoración, está la figura del decorador de interiores. Experto en tendencias y en sacar partido a todas las habitaciones sean cuales sean sus características.

Sin embargo, si la reforma va más allá de sólo cambiar colores, textiles y muebles, en cuyo caso hay que intervenir sobre la estructura del edificio, es momento de solicitar los servicios de un interiorista, ya que está capacitado para realizar proyectos que implican mover tabiques, cubiertas, muros de carga, etc.

¿Es necesario contar con profesionales? La respuesta es un rotundo sí. no sólo porque tienen talento y experiencia, sino porque está plenamente capacitados para desarrollar todo el proyecto con las mejores garantías de seguridad.

Elección del estilo cuando planeamos reformar una casa

El principal objetivo de cualquier reforma de casa es siempre mejorar la funcionalidad, la habitabilidad y el estilo de parte o la totalidad de una vivienda. Elegir un estilo que refleje nuestra personalidad y responda a nuestras necesidades es fundamental y el principal motivo por el que se plantea un proyecto de estas características.

Viendo estos cinco puntos queda claro que antes de nada debemos poner en marcha una cuidada planificación, no solo de los tiempos sino teniendo en cuenta todo lo que debemos preparar antes de empezar:

La consulta con los profesionales, elaboración de un presupuesto, solicitud de licencias y como no, la puesta en marcha de la reforma.

Por tanto, teniendo en cuenta estos aspectos importantes y planificando todo con tiempo, las reformas de casas son mucho más sencillas de lo que parecen. Sobre todo si contamos con expertos que nos acompañarán y asesorarán en todo momento.

Así que a la hora de reformar una casa ¡no lo dudes! y ponte en contacto con nosotros especialmente a la hora de encontrar soluciones y sacar el máximo partido al espacio ganando funcionalidad y estilo.

¿Has realizado alguna vez una reforma integral? Cuéntanos tu experiencia.

 

Posts que también te gustarán