¿Tienes un despacho o un área de trabajo a la que sientes que no le sacas todo el rendimiento? ¿Sueñas con poder tener todas tus cosas en orden y, además, tener espacio para trabajar, recibir visitas o celebrar reuniones?

Todo esto será posible si confías en la experiencia y los consejos de los mejores interioristas y te dejas guiar en la decoración de tu despacho.

Decorar un despacho puede ser una auténtica odisea o un gran placer en función de tu actitud, de las ideas que seas capaz de aportar o de asumir y de dónde seas capaz de llegar.

Aquí, la clave es marcarse objetivos y hacer todo lo posible para cumplirlos en la decoración de despachos y oficinas.

Qué conseguir en la decoración de un despacho

Cuando nos proponemos a llevar a cabo la decoración de despachos debemos marcarnos una serie de objetivos que pueden cambiar en función de los espacios de trabajo con los que contemos o según los que deseemos crear.

De este modo, lo más habitual es querer aumentar y reorganizar las zonas de almacenamiento, pintar las paredes para obtener más luz y un toque más profesional.

Crear espacios delimitados para reuniones, por ejemplo, y conseguir que el despacho no sea algo frío e impersonal, sino que diga algo de nosotros mismos y nos haga sentir como en casa.

Lo primero para decorar el despacho, una buena mano de pintura

No puedes ni imaginarte lo que se puede conseguir con tan solo pintar las paredes de una estancia como el despacho. Con ello, además de generar sensación de orden y limpieza, podrás jugar con los colores y lograr una sensación de espacio mayor, más profundidad o elegancia.

Por ejemplo, pintar la pared principal con un toque algo más fuerte que el resto hará que ganemos en profundidad. Mientras tanto, los tonos dominantes deberán ser claros para que se aprecie la máxima luminosidad.

Delimitar espacios en la decoración de despachos

En los despachos y oficinas hay que saber diferenciar los espacios en función del uso que se le vaya a dar. Así, la sensación de orden y disciplina será mayor y la productividad aumentará.

No es lo mismo la zona de trabajo donde suele estar la mesa con el ordenador, que el espacio para reuniones o la zona de relax, que también es muy recomendable.

» También te puede interesar: Cómo separar ambientes con paredes de cristal

La mesa de despacho. Tu feudo

Uno de los elementos más importantes en cualquier despacho es la mesa principal. En ella trabajarás durante muchas horas y debe ser cómoda y agradable. Intenta que los bordes de la misma sean curvados para que no se te claven en los brazos al escribir.

Búscale un lugar luminoso, pero donde no te deslumbre el sol, y decórala a tu gusto, aunque sin abigarrarla de objetos y cachivaches.

Aquí, el concepto menos es más resulta muy importante.

Contar con un pequeño atril, con un calendario o con alguna foto familiar es también muy recomendable.

La zona de reuniones de despachos y oficinas. No la dejes de lado

Reservar un espacio para una pequeña mesa con algunas sillas puede serte muy útil cuando recibas clientes, proveedores o socios.

Aquí, puedes colocar una alfombra para delimitar aún más el espacio y algún cuadro relacionado con tu sector profesional.

Eso sí, evita recargar mucho este lugar porque el objetivo es que os concentréis y las reuniones sean fructíferas para todas las partes.

Un rincón para el relax. Muy recomendable

A veces se nos pasa por alto, pero diseñar un rincón para relajarnos es muy importante y hará que seamos incluso más productivos.

Bastará con un pequeño sillón y con alguna mesa auxiliar para conseguirlo, pero los efectos serán muy beneficiosos.

El mejor espacio de almacenamiento

Otro aspecto fundamental en cualquier despacho es poder contar con buenos muebles de almacenamiento.

Estos pueden estar detrás de la mesa principal, en un lateral de la sala o repartidos por toda ella, pero debes cuidar que todo en ellos esté en orden para que lo encuentres cuando realmente lo necesites.

Las últimas tendencias en la decoración de despachos

Al igual que en otros sectores, la decoración de espacios de trabajo también tiene sus modas y tendencias.

En este sentido, en 2017 se están potenciando los lugares que desarrollen la creatividad y que sean, por tanto, flexibles y adaptables.

Por otra parte, se potencian los espacios que recuerden al hogar y que nos hagan sentir a gusto.

Así, las texturas naturales, el estilo nórdico y sencillo o el uso de todo tipo de plantas es habitual.

» También te puede interesar: Ya es hora de decorar con plantas vuestra casa

El gris claro también gana terreno, así como la luz, el uso de fotografías personales y otros elementos que den calidez a la estancia.

Como puedes ver, una buena decoración de tu despacho puede convertirlo en un lugar muy agradable donde tendrás ganas de estar y donde las horas se te pasarán más rápido.

Ponte ya en manos de profesionales como Tindas y verás cómo puedes transformar la decoración de tu despacho.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Tienes otros que te gustaría añadir? No dudes en comentarlos con nosotros.

Posts que también te gustarán