El salón es, por descontado, la habitación más visitada en cada hogar. Aquí pasas horas descansando, relajándote y disfrutando junto a la familia y los amigos. Si te gustan los salones con encanto, es extremadamente importante que organices esta zona de la casa de acuerdo con tu gusto, para sentirte mejor en él y darle tu toque especial.

Entre los valores seguros están:

  • El minimalismo
  • La sobriedad
  • La claridad
  • Los espacios amplios

Cuando decoramos un salón, necesitamos, por encima de cualquier otro requisito, tener una idea clara de lo que buscamos, acompañada de buenas dosis de buen gusto y sentido estético.

Un requisito es proporcionar tanta luz natural como sea posible. A partir de ahí, hay incontables opciones para generar un ambiente especial y único, usando espejos, jugando con elementos como los cuadros y evitando el uso de cortinas que cubran todas las ventanas, en los casos de espacios oscuros.

Conseguir un salón con encanto

Al decorar salones elegantes, puedes combinar elementos clásicos y modernos. Los muebles modernos, por ejemplo, se pueden combinar  perfectamente con alfombras orientales.

» También te puede interesar: ¿Cómo decorar con alfombras?

También podemos combinar dos sillas en diferentes estilos. Los muebles Art Deco junto a los más modernos, son siempre una combinación ganadora. Usa papel tapiz retro con muebles modernos.

Las posibilidades creativas son innumerables.

Echa un vistazo a las propuestas que te presentamos a continuación y encontrarás muchos ejemplos fascinantes que te ayudarán a decorar un salón espléndido.

Elegante

Con solo unos pequeños toques puedes hacer que la decoración elegante parezca fácil.

Usa una mesa auxiliar entre dos sillones vintage, cada uno con sus propios taburetes. Incorpora un gabinete de licores, que transforma instantáneamente las botellas en arte.

Otros detalles, como los tonos personalizados para los tragaluces y las cortinas de terciopelo, proporcionan elegancia y sensación de bienestar.

Serenidad

Prepárate para relajarte con la serenidad de unos sofás blancos mullidos, situados en una encantadora yuxtaposición al manto de mármol de una chimenea.

Un suelo de madera brilla y combina muy bien con unos escalones de piedra que conduzcan al pasillo de distribución al resto de habitaciones de la casa.

» También te puede interesar: Colores de suelos laminados en gris y blanco ¿cómo combinarlos?

Luminosidad

La vida con una mente abierta puede ser elegante, y también la decoración.

Si abrimos el salón a la cocina y al comedor e incluso a otra sala de estar, ganaremos mucha luz. Podemos separar los dos espacios con paredes acristaladas, y dar el toque luminoso con un esquema de color predominantemente blanco.

Sabor añejo

Escoge un sofá blanco y un sillón a juego. Si los adornamos con cojines y una manta, crearemos un ambiente cálido y acogedor. Incluye unas mesas auxiliares a juego decoradas con buen gusto.

Haz construir unos arcos de ladrillo visto en la pared para separar este espacio de la cocina.

Colorido

No tengas reparo en recurrir a toques un poco extravagantes, que muchas veces funcionan.

Atrévete con un patrón ikat para unas sillas laterales, un sutil capricho que sumará elegantes vibraciones a un salón donde incluir un gran sillón blanco y una alfombra de pelo. Unas lámparas de colores sobre la isla de la cocina contigua nos darán ese toque atrevido y transgresor.

Los salones comedores con encanto

Si organizas una cena o almuerzo, debes preparar el comedor para proporcionar comodidad, amplitud y una pincelada de tu estilo.

Desde tendencias de interiorismo moderno a tradicional o boho, nos podemos inspirar en las siguientes  cuatro ideas:

1. Pop

Un pequeño toque de pop en las ventanas puede iluminar un espacio y hacer destacar otros elementos más tradicionales. Unos tonos romanos en un moderno tejido floral pueden evitar que una mesa de madera y unas sillas de mimbre parezcan demasiado anticuadas. Introduce unos candelabros de gran tamaño y conviértelos en una pieza central sencilla y escultural.

2. Brillante

Deja que los detalles amarillos brillen en contraste con líneas modernas y limpias, blancas y grises, en las paredes, ventanas y suelos.

Como el sol atravesando un cielo gris, esta combinación de colores puede darte una feliz sorpresa, llena de vida y elegancia.

3. Mezcla

El ladrillo visto puede agregar encanto arquitectónico a un rincón para el desayuno.

Si deseas un aspecto más pulido, considera dar una nueva capa de pintura.

Unas paredes de color malva dan un aspecto funky, gracias a los acentos negros y los patrones inesperados. No tengas miedo a probar.

4. Natural

Coloca sillas desiguales en tonos neutros para agregar carácter a un espacio abierto y acogedor.

Un fondo de pared floral en un tono apagado dará la pincelada moderna, que puede equilibrar un espacio lleno de accesorios florales, tablas de bambú, candiles y garrafones de cristal.

Disfruta con un espacio a tu medida

Una vez que hayas conseguido un salón con encanto, solo queda disfrutar de ese espacio hecho a tu medida.

Esperamos haberte ayudado y te animamos a comentar cualquier duda o impresión sobre estos salones con encanto.

Si necesitas asesoramiento o colaboración de profesionales en decoración, no dudes en contactar con nosotros.

Posts que también te gustarán