Con la vuelta a la normalidad de septiembre, apetece renovar los textiles para el hogar, prepararnos para el otoño que está a la vuelta de la esquina. Tras los calores del verano y ya casi olvidadas las vacaciones estivales, el hogar vuelve a ser el nido acogedor donde pasar felices momentos en la intimidad o para recibir a los amigos.

La decoración textil es mucho más que un accesorio. Resulta fundamental para sentirnos verdaderamente a gusto, ya que sin ella, la casa estaría desnuda. Es también un aspecto fundamental del interiorismo.

Los elementos textiles dicen mucho de la personalidad de los habitantes. Son capaces de transformar un mero espacio en un verdadero hogar.

Nuevas tendencias en decoración textil

Si hay una tendencia dominante para el textil del hogar es la sostenibilidad medioambiental y la tecnología aplicada a los diferentes tejidos. Así, ecología, ciencia y moda se dan la mano para un mundo mejor y más confortable.

Los nuevos materiales presentan una textura y una calidad más avanzadas, muchos de ellos son impermeables, y en todos los casos más resistentes a la suciedad.

En tapicería y textil de casa, hay que buscar que sean ignífugos y protectores contra los rayos UVA.

Suelos y paredes

Alfombras

Una forma muy efectiva de renovar un espacio es cambiando la alfombra. Si te preguntas por el diseño más innovador, has de saber que en los dos últimos años las formas geométricas han sido la tendencia protagonista en alfombras: líneas, triángulos, círculos… Dan un toque personal y moderno a la estancia.

» También te puede interesar: ¿Cómo decorar con alfombras?

Algo que nunca pasa de moda es el animal print, especialmente para alfombras de tamaño mediano, o las alfombras de pelo, tan acogedoras y cálidas.

La moda vintage es una apuesta segura para ambientes clásicos y elegantes: las asiáticas y los diseños florales y con cenefas.

Las alfombras lisas son adecuadas para crear continuidad o en espacios extensos. Y si quieres hacer un alarde de sofisticación, puedes optar por algo rotundo: blanconegro.

Cortinas, estores y paneles

Siguiendo la tendencia amigable con el medio ambiente, cabe mencionar en primer lugar las cortinas fabricadas con materiales naturales como el lino, el algodón o la alpaca. De todos modos, los tejidos sintéticos de última generación son respetuosos con el medio ambiente y tienen propiedades muy apreciadas, como ser resistentes al fuego y proteger de los rayos solares.

Los paneles japoneses son una solución perfecta para los ventanales grandes o para dividir estancias, en colores neutros o tierras dan un toque moderno y original.

Vuelve el lujo y el maximalismo, así que si te gusta el exceso, puedes vestir unas ventanas grandes con visillos transparentes y cortinas de tonos joya, como el azul marino o el esmeralda.

En entornos minimalistas o vanguardistas encajan bien los estores enrollables, en blanco o en colores metálicos.

Más decoración textil

Camas

Vestir el dormitorio de otoño y prepararlo para los meses de frío es el gesto que confirma el fin de las vacaciones estivales y el inicio de la nueva temporada.

Este año las camas se visten de colores neutros:

  • Blancos
  • Beige
  • Tostados
  • Grises

Y para los que no prefieren colores más vivos, está la tendencia tropical, con el rojo coral o el amarillo piña.

Los tonos oscuros denotan elegancia, aunque no hay que abusar de ellos, especialmente en dormitorios con poca luz. El azul índigo proporciona sensación de orden y da personalidad a la estancia.

Si queremos ser consecuentes con nuestra vena ecológica, podemos elegir textiles con tintes orgánicos. Vuelve la técnica tie-dye, que causó furor en la década de 1960, y los estampados étnicos.

Cojines: la guinda que crea ambiente

Los cojines contribuyen a crear ambiente y fomentan el estilo que el interiorista ha querido plasmar en la estancia.

» También te puede interesar: Cómo decorar con cojines para sofás

Los más versátiles son los tonos básicos: blanco, negro, piedra, tierra… Lisos, en diferentes tejidos y texturas, nunca fallan.

Si la decoración lo permite, los tonos empolvados y pasteles son tendencia, sobre todo en dormitorios, combinados con los neutros. Dan sensación de paz y tranquilidad.

Alternando con los lisos, esta temporada pegan fuerte las decoraciones geométricas y los motivos étnicos, preferentemente bicolores. Como toque original, es buena idea introducir un cojín con una frase inspiradora. Divertido, ¿verdad?

Una mesa bien vestida

La mesa bien puesta requiere un mantel acorde con la ocasión. El mantel protege la mesa y le otorga el aire que deseamos: de fiesta, de evento, de ágape informal, etc.

El lino es última tendencia, con detalles bordados alrededor, en tonos camel, crudo o gris. También el jacquard.

Los estampados geométricos, por ejemplo en blanco, amarillo y negro, son juveniles y pegan en ambientes minimalistas. No podían faltar los estampados con grandes motivos florales y animales. Y lo que nunca falla, el diseño paisley o cachemira.

Hay cientos de ideas en decoraciones de textiles para el hogar, ¿te ha inspirado lo que te hemos contado en este post? ¿Estás pensando en alguna renovación para este otoño? ¡Cuéntanos!

Posts que también te gustarán