Cada estancia de tu casa tiene una personalidad, una función, y está decorada acorde a ello. ¿Has pensado en los distintos tipos de suelo que permiten que dispongas en cada una de ellas de la solución ideal?

Gracias al dominio de los materiales, hoy en día, disponemos de muchos tipos diferentes de suelos para casas. Cada uno de ellos te aporta algo único y especial que puedes aprovechar en el diseño de tus habitaciones. Veamos algunos de ellos.

Principales tipos de suelo

Gres y cerámica tradicional

El rey de los suelos. Un clásico que se distingue por su dureza y resistencia al rayado. Ideal para zonas de mucho tránsito y también si tenemos pequeños en la casa o alguna mascota.

El rango de colores y dibujos suele ser muy amplio y encontraremos un abanico de precios muy flexible que va a depender principalmente del tipo de pigmento empleado en su coloración.

Si dispones de calefacción radiante, es un suelo que transmite ese calor maravillosamente y, en verano, te proporcionará un frescor que pocos otros tipos de suelo podrán ofrecerte

Suelos porcelánicos

Con un nivel de dureza incluso superior a la cerámica tradicional, su punto fuerte es lo poco poroso que llega a ser. Esto lo hace ideal en zonas donde hay riesgo de que caigan líquidos sobre él.

Es el material que durará muchos años en tu baño o en tu cocina, sin perder un ápice de su esplendor.

Suelos rústicos y piedras naturales

El toque de personalidad. Cerámica a la antigua, de barro secado al aire y barnizado. Piedras naturales como la arenisca, la pizarra o el mármol.

Suelos que no dejan indiferente pero que tendrás que combinar con ayuda de un interiorista para sacarles el máximo esplendor y practicidad.

El mármol, por ejemplo, es poco adecuado para el suelo de un baño por ser resbaladizo, pero la arenisca por el contrario será idónea por sus características antideslizantes.

Un gran clásico: la madera

La madera es sinónimo de calidez. Una vez más, la ayuda profesional puede ser decisiva para que aciertes.

La oferta actual en este tipo de suelos es muy amplia y en el mundo de los suelos de madera, es importante conocer muy bien las características de cada tipo existente. Encontrarás varios tonos de color para combinar, pero cada uno será de un tipo de madera diferente con unas características concretas.

Suelos modernos y prácticos: laminados y vinilos

En el mundo de los materiales sintéticos, el universo de posibilidades ante nosotros es también respetable.

Los laminados a base de madera prensada se adaptan a cualquier exigencia. En función del uso podrás escoger niveles de dureza adecuados y una gama de colores muy amplia.

Su colocación es sencilla y bien conservados pueden durar mucho tiempo. En función de la estancia en que vayas a ubicarlos podrás escoger entre los diferentes niveles de dureza comentados, que se codifican desde AC3 hasta AC6 siendo este último de dureza tal que está incluso recomendado para aplicaciones comerciales.

Adicionalmente, la disponibilidad de colores que encontrarás dentro de los suelos laminados te permitirá acertar con el estilo que tienes en mente.

» También te puede interesar: Colores de suelos laminados en gris y blanco ¿cómo combinarlos?

Los vinilos han evolucionado muchísimo hasta ofrecer diseños sencillamente espectaculares. Su fácil colocación te permite instalarlos sobre el suelo actual garantizando que van a seguir ahí durante mucho tiempo.

Tienen un nivel de aislamiento térmico y acústico importante y están pensados para lugares de poco tránsito.

Puede ser ideal si dispones de un pequeño gimnasio en casa o un pequeño rincón al que solo te escapas de vez en cuando.

El color del suelo

Del negro al blanco, pasando por los tonos naturales del barro, hoy en día, puedes escoger prácticamente el color que quieras para tu suelo. Ciertamente, con algunos materiales tendremos más opciones de color que con otros, pero es difícil que encuentres limitaciones a tus aspiraciones cromáticas.

Cuando se trata de crear una sensación de calidez, los tonos naturales son tu elección. Terracota, maderas nobles, etc. Colores que inspiran el confort que evoca la tierra y la naturaleza. Si lo que buscas es luminosidad y versatilidad a la hora de combinar con distintos estilos de mobiliario, debes probar los tonos claros.

» También te puede interesar: ¡Llena de colores pastel tu hogar con estos consejos!

Los suelos en tonos de blanco o gris claro, son ideales para generar amplitud y combinados con la decoración oportuna, te enamorarán. No en vano, estos tonos están en boga y son los protagonistas del llamado estilo nórdico.

Decídete por tu tipo de suelo ideal

Como puedes ver, hay muchas opciones en suelos para casas, tanto en materiales como en colores. Las opciones son muchas y puedes encontrar aquella que es perfecta para ti y para tu casa.

Tanto si te encuentras en el emocionante proceso de escoger los acabados de una obra nueva como si estás pensando en acometer una reforma, dirige tu vista al suelo e imagina ese piso ideal.

Visualiza las diferentes opciones y acude a un profesional que te oriente con criterio. Hay muchos tipos de suelo y cada uno de ellos puede adaptarse a diferentes necesidades y estilos.

Lánzate y dinos ¿cuál es tu tipo de suelo favorito?

Posts que también te gustarán