Las velas para decoración son interesantes recursos por las amplias posibilidades que ofrecen en diseños, colores, tamaños y tipologías, así como por la posibilidad de aportar aroma y luz creando entornos únicos de gran interés para cualquier hogar. Tan versátiles como atractivas, las velas se convierten en elementos de iluminación para interior y exterior aportando en todos los casos un punto de calidez muy acogedor que puede marcar la diferencia entre una decoración común y otra que preste especial atención a los detalles.

Algunas de las ventajas de usar las velas como principal elemento decorativo en el diseño de interiores es la calidad del resultado final con un bajo coste y una estética versátil que se puede adaptar a distintos entornos y utilizarse en cualquier época del año.

A la hora de introducir las velas en la decoración es interesante contar con la agradable presencia de los aromas. Las velas aromáticas son especialmente recomendables para su uso en exteriores debido a la refinada delicadeza que su olor puede llegar a alcanzar por acción de la brisa. Un exceso de velas con aroma en el interior del hogar puede llegar a resultar excesivo y contraproducente, sin embargo, el aire de un patio, jardín o terraza equilibra el olor para favorecer su disfrute.

Combinar las velas con soportes de piedras naturales, madera o macetas de cerámica permitirá añadir un toque rústico que destaca la sensación de calidez hogareña en la decoración.

Las velas, también en exteriores y jardines

Para aquellos que tienen la suerte de contar con un jardín en el que situar una pequeña fuente o un estanque, podrán disfrutar del agradable ambiente proporcionado por las velas flotantes. Se trata de una forma muy efectiva de crear una decoración única para momentos especiales haciendo énfasis en la iluminación dinámica de la llama en combinación con el agua y potenciando la belleza de los elementos naturales. Aquellos que no tienen esta posibilidad pueden sustituir la fuente o el estanque por jarrones de agua en los que depositar las pequeñas velas convirtiendo el conjunto en un excelente centro de mesa con un estilo de influencia zen.

Estos son algunos consejos generales de decoración de interiores utilizando velas como elemento protagonista, sin embargo, la imaginación y la creatividad pueden ser la base principal para crear nuevos estilos. En cualquier caso, nunca hay que olvidar la importancia de la seguridad al tratarse de elementos con una llama real.

Posts que también te gustarán