Las claves del diseño de interiores para recibidores

31 Agosto 2020 | Deco tips

Como su nombre bien indica, el recibidor de la casa tiene la función de dar la bienvenida, de recibir. Es la primera estancia que uno se encuentra cuando entra en la vivienda y, por tanto, el cuidado de su imagen es fundamental porque actúa de carta de presentación y lo que transmita dará idea del estilo del resto de la casa.

Es importante su estética pero también su funcionalidad. Porque aunque se considere un lugar de paso, precisamente por su ubicación justo a la entrada tiene un papel clave y para conseguirlo existen infinidad de ideas del diseño de interiores que te pueden ayudar a darle vida y sacarle el máximo partido.


¿El diseño de interiores debe sacrificar o no este espacio?

Es verdad que desde hace un tiempo, se dice que los recibidores han ido perdiendo fuerza en la distribución de la casa. En la medida de lo posible hay muchos proyectos que ya no cuentan con este espacio y prefieren aprovechar su superficie para otras estancias. Algo muy parecido como le está pasando a los pasillos.

En cualquier caso, también es verdad que el recibidor es un concepto tan interiorizado en el colectivo humano a efectos de uso doméstico, que cuando entras en una casa siempre buscas esa pieza o detalle que te dé la bienvenida, por pequeña que sea, junto a la puerta. Es ahí donde entra en juego el buen hacer profesional del diseño de interiores, para ajustarse a los deseos de los propietarios, en línea con el proyecto.

Recibidor 2

Proyecto del equipo de diseño de interiores, Tinda’s Project (©Mercè Gost).

Cómo iluminar el recibidor

Los recibidores desprenden esa especial personalidad por su papel exclusivo en la casa, siendo un espacio íntimo debido a sus habituales reducidas dimensiones, y por todo eso tiene tanta fuerza a la hora de proyectarlo y decorarlo. En los recibidores, más que en cualquier otra estancia, “menos es más”.

Esto significa que hay que dotarlo de las piezas justas y necesarias porque es un lugar de paso que exige estar despejado. Además, mayormente cuenta con poca luz, otra razón que añadir en el trabajo de su proyecto para tratar de ‘iluminarlo’ con recursos del diseño de interiores que no siempre son necesariamente lámparas al uso (de sobremesa, focos, etc.). Por ejemplo, puede ser pintar las paredes de un color claro, y lo mismo para el suelo en tonos blancos o grises. O yendo más allá, se puede también optar por paredes de cristal, ideales para separar ambientes y, en este caso, conseguir que la luz de otras estancias contiguas llegue hasta el recibidor.

Recibidor 3
Recibidor 4
Recibidor 5

De izqda. a drcha, imágenes de Pinterest. La tercera es el recibidor de un proyecto del estudio de diseño de interiores, Tinda’s Project (©Mercè Gost).

Menos es más, pero siempre hay una pieza clave

Si la superficie lo permite, los profesionales del diseño de interiores recomiendan colocar una pieza que presida el recibidor. Puede ser ligera, en forma de consola de poco fondo si queremos que ocupe poco, o por el contrario, puede tratarse de otra más voluminosa como un baúl, una butaca, una cajonera, una mesa, etc.

Además de que esta pieza deberá estar conectada estéticamente con el estilo de la casa, no hay que pasar por alto su papel para aportar la funcionalidad que precisa el recibidor para, por ejemplo, poder dejar las llaves, guardar algunos papeles, etc. Pero también para ayudar a potenciar la parte más estética de este espacio sirviendo de base para elementos de decoración como un jarrón con flores, una lámpara de sobremesa, unas velas aromáticas, una figura, etc.

Recibidor 6
Recibidor 7
Recibidor 8

Imágenes de la revista El Mueble (izqda y drcha); la del centro es de Pinterest (Homify).

Armario, baldas o perchero. Tú eliges

Hay personas que les gusta al entrar en casa disponer de un lugar donde dejar el abrigo, el bolso e incluso hasta los zapatos. En estos casos y, nuevamente según el espacio, se puede contar con un pequeño armario preferiblemente cerrado; los más atrevidos apuestan por elegirlo abierto, siendo también más práctico, aunque te obliga a mantenerlo siempre en orden.

Otra opción son los percheros, que los hay de todos los estilos, formas y diseños, siempre pensando en no sobrecargarlos demasiado -para eso estaría el armario-, sino para colgar básicamente cosas ligeras (bolso, foulard, etc.).

Se puede buscar también una combinación con una parte vista y otra oculta para las prendas. E incluso incluir baldas, cajones o pequeños estantes integrados.

Recibidor 9
Recibidor 10
Recibidor 11

De izqda. a drcha, imágenes de Behance y de Pinterest (la última, de Lanoë Marion).

El toque decorativo y personal de los recibidores

Lo que está claro es que en los recibidores de lo que se trata es de sacarle el mayor partido a un espacio pequeño, con muebles versátiles que ofrezcan diversas posibilidades y con el objetivo puesto en que resulte práctico y a la vez bonito, y sobre todo que no peque de sobrecargado.

Recurrir al mobiliario a medida que ofrece el diseño de interiores de muchos estudios profesionales es una decisión muy recomendada para esta estancia, pero luego hay que añadirle el toque más personal con la decoración incluyendo cuadros, algún reloj, plantas, etc., siempre al gusto de los propietarios.

Decorar con espejos es otra gran idea, ya no solo como accesorio propiamente estético y práctico para mirarte antes de salir de casa, sino por su efecto amplificador del espacio, algo que en los recibidores siempre se aconseja. Ah! Y si hay un elemento por antonomasia vinculado a las bienvenidas, ese es la alfombra. Cálida y acogedora, a elegir en infinidad de acabados.

Recibidor 12

Colección de Lorena Canals Rugs (Foto: ®Manolo Yllera. Estilismo: Amaya de Toledo).


Artículos recomendados



¿Quieres conocer lo que hacemos?

expand_less