Zonas de estudio infantiles para la vuelta al cole

26 Agosto 2020 | Trendy

La vuelta al cole puede ser la excusa perfecta para renovar el dormitorio de los niños y jóvenes de la casa, ya sea centrándote en la zona de estudio o, ya puestos, en toda la estancia. Como siempre decimos, no hace falta una gran inversión para disfrutar de un cambio de imagen, tan solo tomar buena nota de ideas, consejos e inspiraciones varias.

Los interioristas de Barcelona que forman el equipo de Tinda’s Project han llevado a cabo varios proyectos que viviendas familiares que incluyen dormitorios infantiles.


De zona de juegos a zona de estudio

Es evidente que la edad del niño/a influye a la hora de proyectar su dormitorio y, concretamente, decidir si debe o no crearse una zona de estudio. Si estás preparando la habitación del bebé, obviamente, lo de verlo sentado haciendo sus deberes te queda muy lejos aún…

El planteamiento surge cuando, precisamente, dejas atrás la etapa de bebé, con un tipo de dormitorio muy específicio para esos primeros meses, y llega el momento de tener que cambiarlo o adecuarlo para cuando ya caminan, se sientan, juegan, pintan, etc. Sería la etapa de considerarlos ‘niños y niñas’, la previa a los jóvenes o adolescentes.

Es aquí cuando la zona de estudio ya suele entrar en escena, empezando primero en forma de una mesa baja, con sus sillitas a juego, alguna pizarra, mobiliario auxiliar para los cuentos, etc. Aquí los pequeños ya empiezan a tomar conciencia de que, además de dormir, en la habitación también hay lugar para otras actividades, quizás más vinculas primero al juego pero con ese incipiente trasfondo ya de ir recreando las tareas que hacen en el cole.

Habitación infantil 2
Habitación infantil 3
Habitación infantil 4

Imágenes de la revista El Mueble.

En una misma estancia o separadas

De forma general, el proyecto de un dormitorio infantil se centra en la estancia destinada a ello, es decir, se busca instalar la cama, el armario y esa zona de juegos/estudio en el mismo espacio, también con el objetivo de potenciar la seguridad y confort que generan en el niño o joven sentirse rodeado de sus cuatro paredes.

Al fin y al cabo, ellos crecen notando que ese espacio es suyo, es ahí donde van desarrollando su particular universo a medida que crecen, ese que alcanza su máximo exponente en la adolescencia, al cual si el padre o la madre quieren acceder, casi se ven obligados a pedir audiencia!

Pero si tenemos la suerte de contar con más metros cuadrados en casa, otra opción es disponer de un espacio para el dormitorio y otro para la zona de juegos o de estudios. Eso sí, los interioristas de Barcelona de Tinda’s Project, como Eva Mesa, recomienda que dichas estancias han de situarse cerca y con un acceso cómodo y fácil, ya sea abierto o mejor con alguna puerta para, en un momento dado, aislar ambas actividades si, por ejemplo, se comparte dormitorio y evitar así el ruido de los juguetes o de la luz mientras se estudia.

Habitación infantil 5

Proyecto del equipo de interioristas de Barcelona, Tinda’s Project (©Mercè Gost).

La luz natural debe inundar la zona de estudio

Como haríamos con la zona de trabajo en casa para los progenitores, la zona de estudio de los hijos -ya sea en su dormitorio o en otra estancia-, precisa de ciertas pautas que hay que conocer para conseguir que resulte no solo práctica y funcional, sino también estética.

De las primeras cosas que debería disponer es de luz natural, siendo ideal colocar el escritorio bajo la misma ventana o cerca de ésta, ya sea aprovechando algún rincón, en forma de L respecto a la cama o como pieza exenta. Eso sí, si hay espacio, mejor un escritorio amplio y en caso de compartir dormitorio, cada hijo debe tener el suyo.

Importante, en este caso, tamizar la entrada de luz con algún tipo de cortina, tipo estor, screen o visillo, que evite también la incidencia directa del sol. Si quieres, aquí puedes leer algunas claves para elegir las cortinas perfectas, para toda la casa.

Habitación infantil 6
Habitación infantil 7
Habitación infantil 8

De izqda. a drcha, imágenes de Coco Chic Deco, revista AD y de Pinterest (Bloggaibaigis).

Piezas básicas de la zona de estudio

Como mobiliario básico está el propio escritorio que puede consistir en un sencillo tablero independiente o bien formar parte del conjunto del mobiliario de la habitación, como la cama y el armario. En los dos casos la idea es que se vea integrado, ya sea con los tonos, el tipo de madera, el acabado, etc.

Además, no pueden faltar muebles complementarios, como cajones donde guardar cosas y estantes para tener a mano lo más necesario. El objetivo es procurar cierto orden en esta zona de estudio para ser más productivo y también por estética.

La silla hay que elegirla ergonómica, fija o con ruedas, y adaptable en altura para adecuarse al crecimiento. E indispensable es la iluminación de sobremesa, tipo flexo, de ahí que hacen falta enchufes en la zona del estudio, incluso también para cargar dispositivos, conectar la impresora, etc.

Habitación infantil 9
Habitación infantil 10

Proyectos del equipo de interioristas de Barcelona, Tinda’s Project (©Mercè Gost).


Artículos recomendados



¿Quieres conocer lo que hacemos?

expand_less