Existen muchos tipos de lámparas y de todos los estilos. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la iluminación es fundamental en cualquier estancia. No se trata solo de dar luz, sino de provocar un efecto a través de la iluminación.

Por otra parte, las lámparas son en sí mismas objetos decorativos que dan estilo allá donde se encuentren. Su elección es tan importante como saber elegir los zapatos adecuados a la hora de vestirnos. Por eso es muy recomendable el asesoramiento de un profesional decorador que conozca la personalidad de nuestro hogar, lo que la potenciará y nos hará sentirnos más cómodos en él.

Diferentes tipos de lámparas

Lámparas de techo

Hay infinidad de opciones para colocar luces en el techo, siempre dependiendo del estilo decorativo de la estancia.

Las más clásicas son las de tipo araña. Nunca pasarán de moda y existen en diferentes diseños, ya que se reinventan periódicamente.

Dan clase y personalidad a la estancia donde se coloquen. Naturalmente, exigen techos altos y cierta amplitud espacial.

Entre las modernas, destacan las minimalistas, adecuadas en una decoración de vanguardia y cuando no deseamos que la lámpara llame la atención.

» También te puede interesar: Cómo lograr una decoración minimalista en una vivienda

Las lámparas de estilo industrial son de metal o forja y cristal. Sugieren un ambiente vintage de primer tercio del siglo XX, generalmente urbano.

Combinan muy bien en lofts y en estancias con paredes rústicas o de ladrillo. También suelen requerir un cierto espacio, es decir, no son lo más adecuado para habitaciones de dimensiones más bien reducidas.

Las lámparas nórdicas son aparentemente sencillas, pero muy estilosas. A menudo fabricadas en metal o en rejilla, presentan forman geométricas y sus colores son muy básicos:

  • Blanco
  • Negro
  • Bronce

Las construidas con materiales naturales, como el bambú, la madera o el ratán aportan naturalidad y admiten casi todos los estilos decorativos.

Plafones y apliques de pared

Los plafones están ganando protagonismo, a costa de las lámparas colgantes de techo. No todas las decoraciones admiten este tipo de luminarias, así que es importante que valores este aspecto.

Los apliques son muy prácticos para dar una luz ambiental a lugares muy concretos, por ejemplo, en el dormitorio o cuando necesitamos luz directa en ciertos espacios, como el cuarto de baño.

» También te puede interesar: Diseña tu baño estilo minimalista

Existen plafones y apliques de todos los estilos. Destacan los vintage y los industriales, o bien los que son muy modernos, vanguardistas.

Lámparas de sobremesa

Las lámparas de sobremesa son casi imprescindibles para conseguir una iluminación ambiental y acogedora. Son capaces de crear un espacio íntimo muy agradable y, a la vez, son objetos decorativos que, usados con sabiduría, darán un toque inconfundible a la estancia.

Estas son algunas de las tendencias en tipos de lámparas de sobremesa:

  • La simplicidad escandinava. Con pie de madera y pantalla de tela blanca, son sencillas, vanguardistas y bonitas. No llaman la atención y son funcionales, pero su presencia no es irrelevante.
  • Dúo decorativo. Colocar dos lámparas gemelas es una solución para una parte de la estancia más oscura donde deseamos realzar una pieza, o bien para una entrada amplia. Lo más adecuado: pies altos y esbeltos, con una decoración moderada, y pantallas no muy grandes. Las plisadas siguen siendo tendencia.
  • Pieza exclusiva. En un lugar estratégico del salón, una gran lámpara de sobremesa dará originalidad, además de luz ambiental. Puede ser un objeto clásico, vanguardista, singular… Será una especie de obra de arte, algo que llamará la atención y dará un toque de calidad.

Lámparas de pie

Las lámparas de pie son otro objeto de deseo, sobre todo para los lectores que desean una luz directa junto a su sillón favorito. En este caso las hay de tipo retro, que recuerdan a los antiguos flexos o lámparas de despacho. En latón o bronce dan un aire personal y confortable.

Algunas son verdaderos flexos XL. En blanco tienen un aspecto más liviano. Lo mejor es que sean graduables también en altura.

Las de pantalla dan una luz cálida, que dependerá en gran medida del color y tipo de la tela o pergamino.

Tipos de lámparas y luminarias para distinta iluminación

Los efectos que producen las lámparas, en sus diferentes estilos y diseños, pueden ser muy variados.

» También te puede interesar: La iluminación ideal para el hogar

¿Qué iluminación necesitas?

  • Directa. Es la de los focos y algunas lámparas de techo. Es la que necesitamos para leer o en la mesa de trabajo. Genera sombras, por lo que estas luminarias tendrán que complementarse con otras.
  • Indirecta. La luz se refleja en la pared o en el techo. Es una luz suave cuya intensidad suele poder regularse.
  • Mixta. Es la combinación de varios puntos de luz, y el resultado es la creación de un ambiente único, que permite actividades y, a la vez, crea una sensación acogedora.

Ante tal variedad de tipos de lámparas, ¿ya has encontrado cuáles son las que se adecuan más a tu estilo y a tu personalidad? En Tinda’s Project somos interioristas especializados en diseñar espacios para disfrutarlos y vivirlos. Te asesoramos y contribuimos a hacer de tu hogar un espacio de sensaciones.

Posts que también te gustarán