Paredes de cristal: ideal para separar ambientes

17 Marzo 2020 | Deco tips

Una de las tendencias más duraderas y, además, más exitosas en el área de decoración de interiores es la de los espacios abiertos, minimalistas y diáfanos. ¡Está de moda derribar tabiques! Sin embargo, pese al atractivo de estos espacios, en muchas ocasiones requerimos ser capaces de separar diferentes ambientes dentro de nuestro hogar. ¿Cómo podemos crear estancias sin hacer que nuestra casa quede demasiado cuadriculada o cerrada? Muy sencillo, a través de las paredes de cristal.

Pese a la evidente funcionalidad de las paredes de cristal, pocos se hacen eco de su estética sofisticada y elegante. Las paredes de cristal no son una novedad… De hecho, nacieron hace varias décadas como elemento principal edificios monumentales que buscaban crear una disposición más fluida de las estancias y, sobre todo, mejorar la comunicación con el exterior. Gracias a su versatilidad y riqueza decorativa, poco a poco han ido conquistando espacios más urbanos y modernos. En este post, descubriremos cómo adaptar esta tendencia a nuestro hogar, ¿quieres saber más?


Aprovechar al máximo la luz

Un ambiente luminoso, además de saludable, creará espacios acogedores y cálidos en los que llenarnos de vitalidad.

Una de las preocupaciones siempre presentes en la mente de un interiorista a la hora de decorar un espacio es la de aprovechar todo lo posible la luz de la estancia. Aunque para muchos sea algo inherente a un hogar, son muchas las casas que no disponen de una buena iluminación. Ya sea a través de la instalación de lámparas, ventanas o tragaluces, la decoración de interiores entiende la luz como un elemento vital para nuestro bienestar, como ocurre en los países nórdicos. La luz es algo indispensable para que nos sintamos cómodos en nuestro hogar.

Y ésta es, precisamente, la principal fortaleza de las paredes de cristal, su capacidad de potenciar la entrada de luz natural. El cristal ayuda a generar la ilusión óptica de una mayor amplitud en nuestra estancia, algo especialmente efectivo para aquellas habitaciones en las que la luz es algo más oscura o en las que su tamaño hace que se vean más ahogadas. Para aquellos casos en los que la disposición de nuestro hogar haya dado lugar a una habitación sin ventanas, instalar una pared de cristal puede dar una nueva vida a ese espacio.

Gracias a los avances técnicos en lo referente al tratamiento de este material, además del tradicional vidrio templado o el conocido cristal de pavés, podemos elegir entre una amplia gama de cristales estampados a través de los que aportar toques originales y excéntricos como bandas de vinilo, grisallas vitrificadas o diseños con reminiscencia a las vidrieras de las catedrales. Si queremos que nuestro espacio sea único, optar por un vidrio tratado con técnicas de vidrio artístico puede ser una apuesta perfecta. Un vidrio envejecido también nos ayudará a conseguir una estética más retro y vintage.

Pared cristal en dormitorio
Pared de cristal estilo moderno
Pared de cristal rosa en despacho

Separar ambientes

Estancias abiertas y diáfanas con paredes de cristal pensados para cada espacio.

Las paredes de cristal nos ofrecen dos opciones dependiendo de su estructura. Podemos optar por paredes de cristal fijas que crearán una separación sólida entre distintos espacios o, por el contrario, paredes móviles que nos permitirán alterar la separación de nuestra estancia y ser más flexibles en lo referente a qué queremos conseguir con ese espacio. Una de las cuestiones a tener cuenta es, por descontado, el presupuesto, ya que una pared de cristal móvil puede aumentar las cifras de nuestro presupuesto. Ciertas estancias como la cocina o el baño agradecen delimitar su perímetro ya que, a través de las paredes de cristal, hacemos que estos espacios se desmarquen del conjunto y que queden recogidas en espacios destinados a tareas específicas sin, por el contrario, privarlas de luz.

Tener en cuenta la funcionalidad de las paredes de cristal es particularmente importante para aquellas personas que tenga predilección por espacios recogidos y coquetos en los que una buena distribución es vital. Espacios como los estudios, cada vez más populares, pueden resultar desordenados o poco armoniosos si no son decorados de manera adecuada y, a través de las paredes de cristal, conseguiremos crear áreas destinadas a distintos objetivos, bien sea a trabajar o a descansar.

Por otro lado, podemos aprovechar la luminosidad excesiva de otras estancias para conseguir espacios más acogedores en otras habitaciones. Para ello, unos paneles metálicos acristalados nos ofrecen una alternativa, redireccionando la luz natural de nuestra casa y repartiéndola por toda su extensión. A través de estos paneles, aportaremos una apariencia industrial y vintage a nuestro hogar, consiguiendo un ambiente ecléctico y original. Si esto no fuera suficiente, podemos dejar volar nuestra imaginación y llenar de creatividad nuestra casa pintando los marcos metálicos de nuestro panel en distintos colores, especialmente en color blanco o gris.

Pared de cristal fija en salón
Pared acristalada para separar despacho

Si deseas conferir mayor amplitud, luminosidad, practicidad e intimidad a tu vivienda o espacio de trabajo las paredes de cristal son lo que estás buscando. Seguro que su versatilidad se adapta a tus necesidades y preferencias decorativas.

¡Deja atrás el ladrillo y reforma tu vivienda con paredes de cristal!


Artículos recomendados



¿Quieres conocer lo que hacemos?

expand_less