Cómo decorar tu salón con una pared de piedra

6 Marzo 2020 | Deco tips

Esta temporada, los profesionales de la decoración de interiores apuestan por los elementos naturales. En particular, la piedra se posiciona como uno de los materiales estrella. Si quieres darle un estilo único a tu hogar a través de un toque original, elegir un material así puede ser una opción interesante. No sólo puede aportar calidez a tu vivienda, sino que aprovechará la luminosidad y proporcionará a la estancia una perspectiva industrial e innovadora.

A través de este material, podemos conseguir un contraste original entre lo urbano y lo natural, así como combinar colores y texturas que harán de cualquier ambiente un espacio relajante, atrevido y perfecto para sentirse cómodo. Sin embargo, para construir una pared de piedra también es necesario tener en mente algunas normas que nos ayudarán a conseguir un acabado pulido y profesional.


Piedra, un material con mucho potencial

Al igual que nuestra curiosidad hace que formaciones de piedra naturales como las cuevas nos llamen la atención, la piedra también es uno de los materiales más atractivos y complejos de la arquitectura. De esta manera, debemos preguntarnos cuál es la esencia de la piedra y por qué ésta levanta tantas pasiones. La respuesta, por descontado, no es tan simple. El secreto no reside en el material, sino en saber potenciar su atractivo destacando su belleza natural. Una forma inteligente de añadir una textura orgánica a la decoración de nuestro hogar es a través del revestimiento de nuestras paredes. Para ello, el estilo decorativo dominante en la estancia debe tener un peso determinante y suele definir la manera de integrar los distintos objetos de en una decoración armoniosa y estéticamente cohesiva.

Decorar el salón con pared de piedra

Piedra y madera, la combinación perfecta

Introducir una pared de piedra en la decoración de nuestro hogar puede ser una apuesta arriesgada. Además de ser precisos a la hora de prestar atención a los detalles, debemos tener en especial consideración la elección de los colores, las texturas y las líneas, ya que estos elementos harán de nuestra estancia un ambiente original e innovador.

A través de una pared con este material, podemos integrar elementos de la naturaleza en la arquitectura de nuestros hogares y crear una estructura que englobe elementos como los muros del edificio o la estructura de madera. Teniendo en cuenta el estado de nuestras vigas, pintarlas y restaurarles puede crear un ambiente acogedor, manteniendo nuestra pared de piedra como el elemento principal con el que combinen los muebles y demás accesorios. Siempre puedes generar un efecto dinámico y abierto generando un contraste entre la estructura de piedra y paredes de cristal, que te ayudarán a separar los diferentes espacios.

Pared de piedra y madera
Salón piedra y madera
Pared de piedra y madera

Un estilo más vanguardista

Si la combinación de piedra y madera que te proponemos te parece demasiado tradicional, el hierro o el cobre pueden ser una buena alternativa. Integrándolos en las vigas o en otros elementos decorativos pueden llegar de modernidad todos los rincones de nuestro hogar. Unas mesas o unas lámparas de hierro pueden hacer de nuestra estancia un lugar natural a la par que vanguardista y minimalista. Añadiendo una alfombra de fibra natural, podemos conseguir el equilibrio perfecto entre una estética arriesgada y un ambiente hogareño y, a través de la integración de espejos en nuestras paredes de piedra, podemos crear estancias amplias y luminosas sin necesidad de reformar o modificar su estructura.

Chimenea de piedra, un clásico atemporal

Una apuesta que nunca deja de ser tendencia es incluir una chimenea acorde a nuestra pared de piedra. Este elemento aportará luminosidad, frescura y pureza a nuestro espacio, además de crear un ambiente sofisticado y elegante. Para equilibrar la apariencia tradicional de una chimenea de piedra, unos muebles sencillos y unos textiles en colores neutros pueden ser una elección apropiada, especialmente cuando son incorporados en elementos como sillones o sofás. Dar preferencia a colores tierra como los grises, los marrones o los geige es uno de los consejos clave de la temporada, ya que busca imitar el ambiente sencillo y acogedor de la decoración nórdica.

Salón de piedra con chimenea
Salón de piedra con chimenea

Un buen resultado a la hora de aplicar esta tendencia a nuestro espacio dependerá de nuestra capacidad de combinar y equilibrar diversos factores. Por ello, acudir a un profesional de interiorismo que nos asesore y pueda ofrecernos una visión experta es fundamental a la hora de escoger el color, el tipo de piedra y los elementos que queremos que completen la decoración de nuestro hogar.

¿Te atreves con este clásico renovado del interiorismo?


Artículos recomendados



¿Quieres conocer lo que hacemos?

expand_less